Loading

El PAN le pone el cascabel al tigre… y corre

Finalmente los panistas le pusieron el cascabel al tigre. Pero lo hicieron y corrieron, evidenciando el miedo que le tienen. Prefirieron poner un desplegado en donde lo más fuerte es “por lo que no estamos dispuestos a permitir que políticos sin identidad intenten imponer sus propias reglas”.

Claro que hablamos del conflicto protagonizado por la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional y José Ramón Enríquez Herrera, luego de las declaraciones del pasado miércoles de Rómulo Campuzano en el sentido de que no están de acuerdo con que José Ramón regrese a la presidencia municipal, tras haber tomado protesta como senador de la República.

El tema a destacar, sin embargo, es el ánimo, la voluntad de la dirigencia estatal, apoyada por una parte de la clase política blanquiazul con peso en la entidad, de, finalmente, enfrentar a Enríquez Herrera. Y lo que se les nota, sólo es el ánimo, pero no exhiben un plan de acción y las dos estrategias que desplegaron (la rueda de prensa de Rómulo y el desplegado), pues no ha movido a nada, en cambio, José Ramón ya demostró que tiene un verdadero plan para enfrentar a la dirigencia estatal y volverles a ganar:

1

.- El objetivo general de José Ramón, indudablemente que es el de quedarse en la presidencia municipal hasta el mes de agosto. Para ello, su proyecto está dividido en varias fases. La primera de ellas, fue el aterrizaje en la alcaldía capitalina. Para ello, puso en marcha una serie de acciones:

• El video, bien realizado, en donde solicita al pleno del Senado retirarse temporalmente para ir a cumplir su palabra de terminar el cargo de presidente municipal.

Para soportar esta intención, José Ramón ha venido argumentando que él siempre ha respetado su palabra y si dijo que regresaría, pues viene a rescatarla. Un argumento de risa, pero nadie se ha atrevido a rebatírselo.

• La segunda variable fue preparar a través de su más allegado, la ruidosa recepción que le hicieron en el aeropuerto Guadalupe Victoria, llevándole mariachis. Evento que se distribuyó exitosamente a través de las redes sociales.

• La tercera línea de acción fue el que la dirigencia de Movimiento Ciudadano a cargo de Martha Palencia (quien por cierto no es buena para los refranes), saliera a los Medios para descalificar la endeble posición de Rómulo Campuzano y posicionar que es una sola persona la que está en contra del regreso de José Ramón.

• Pero la cuarta acción política fue la mejor. Se le gestionó a Adán Chávez, encargado de Acción Juvenil del comité municipal del PAN en Durango, hablar a los noticieros de Canal 10 y 12, para descalificar lo denunciado por Rómulo quien es el segundo hombre más fuerte dentro de la directiva estatal blanquiazul. Ese es el nivel que José Ramón le dio a las declaraciones de Rómulo. Eso es lo que valen para él; que el responsa un panista de muy bajo nivel en la estructura estatal de ese partido.

• La quinta línea de acción la desdobló ayer. Decidió regresar en plena sesión de cabildo, cuando los medios de comunicación se encuentra ahí concentrados y transmitiendo en tiempo real la sesión.

La movilización de gente incondicional al ahora alcalde, se hizo presente para recibirlo con una cascada de aplausos y vivas, al más rancio estilo priista. De esta forma envió el mensaje que es una sola persona quien no lo quiere como alcalde y no, necesariamente es el panismo local.

2

.- A partir de reactivar su imagen y la relación con la estructura territorial de la ciudad, José Ramón medirá si es posible o no, contender en 2019 para su reelección como alcalde de la ciudad, hasta 2022.

Durango capital, como ya se demostró en 2016 es pieza clave para ganar o perder la gubernatura del estado, y eso lo tiene bien claro el ahora presidente municipal.

3

.- De no ver el escenario propicio para reelegirse, aunque sea ahora por Movimiento Ciudadano, José Ramón tendrá tiempo para buscar de entre la sociedad civil, quien de la batalla por retener esta importante decisión. Y seguro que encontrará al candidato.

Por su parte, en Acción Nacional, ciertamente definieron ponerle el cascabel al tigre pero, como señalamos al principio, se lo pusieron y corrieron, a grado tal que aventaron a Rómulo para que, solo, enviara el mensaje desde los medios de comunicación. Pero además, ese miedo quedó más claro al no firmar nadie, sino “La Comisión Política”, el desplegado aparecido ayer en medios impresos.

Comenta con Facebook