Loading

El peso histórico de la J. Guadalupe Aguilera ¿permitirá una verdadera investigación?

Para entender en qué contexto actúan los estudiantes de la Escuela Normal Rural J. Guadalupe Aguilera, necesariamente habrá que irse al contexto histórico en que fueron creadas y la participación que han tenido en episodios importantes de la vida política y social de nuestro país.

Y de acuerdo con el trabajo de la investigadora Alicia Civera Cerecedo, publicado en marzo de 2015 en la revista Nexos, las escuelas normales rurales tienen los siguientes antecedentes:

1.- Las escuelas normales rurales fueron creadas después de la Revolución de 1910 como parte del ambicioso proyecto cultural que buscaba transformar la vida de las comunidades rurales a través de la escuela. Su objetivo inicial fue formar maestros capaces de civilizar a los campesinos en las escuelas rurales que se abrirían en todo el país.

2.- A principios de los años treinta fueron convertidas en escuelas regionales campesinas con objetivos más ambiciosos: realizar una transformación del campo, integrando actividades culturales, deportivas, educativas, económicas y de organización política en el marco de la Reforma Agraria y de la conformación del Estado posrevolucionario.

3.- Las escuelas se ubicaron en zonas rurales, reclutaron a hijos de ejidatarios o de pequeños propietarios rurales que recibían becas del gobierno federal y al finalizar sus estudios obtenían plazas como maestros en escuelas rurales.

4.- En 1934 se modificó el artículo tercero de la Constitución para establecer que la educación que impartiera el Estado sería (marxista) socialista, se añadieron al plan de estudios algunas materias sobre materialismo histórico, al igual que en otras escuelas normales.

5.- 1941 representó un parteaguas en la historia de estas instituciones. Ese año se estableció un plan de estudios único para todas las escuelas normales, fueran urbanas o rurales. Las regionales campesinas fueron desintegradas para crear por separado escuelas prácticas de agricultura y escuelas normales rurales. Desde entonces desapareció la intención de que se adaptaran a las necesidades locales y el carácter especialmente rural de estas normales, cuyo número se redujo a 18.

6.- En la década de los 60s, las normales rurales se incorporaron a los movimientos de protesta, apoyando las demandas de los estudiantes universitarios. La represión se tradujo en encarcelamientos de estudiantes y el cierre de 15 escuelas.

7.- En esta misma década, y con el auge que provocó la Revolución Cubana, dentro de las escuelas normales se crearon Comités de Orientación Política e Ideológica en los que se discutían a autores como Carlos Marx, Lenin y el Che Guevara.

8.- A partir de esa serie de experiencias, un número de maestros egresados y formados en esas aulas, se incorporarían a grupos guerrilleros pues tenían claro que la vía armada era el único camino para forzar cambios sociales. Entidades como Chihuahua y Guerrero, fueron los primeros territorios en donde se pretendió llevar a cabo este tipo de cambios de regímenes.

9.- Uno de los personajes insigne de esta lucha armada, indudablemente que fue Lucio Cabañas. Maestro formado en las aulas de este tipo de instituciones y creador del Partido de los Pobres.

10.- Actualmente existen 16 establecimientos en diferentes estados, en los que se forman cerca de siete mil estudiantes, con casi 800 profesores, que no representan ni 10% del total del subsistema de formación de maestros.

11.- El 25 de julio, el corresponsal de Excélsior dio a conocer que la Fiscalía General de Justicia de Chiapas investiga las causas que provocaron la muerte de un estudiante de la Escuela Normal Rural Mactumactzá.

La dependencia detalló que otros dos alumnos se debaten entre la vida y la muerte.

Se trata del estudiante José Luis Hernández Espinosa, originario de Venustiano Carranza, quien perdió la vida a causa de una deshidratación severa tras realizar trabajos forzados en el interior del plantel al igual que los otros dos alumnos, quienes se encuentran hospitalizados.

12.- El 11 de agosto, 16 días después de la primera tragedia en Chiapas, Ronaldo Mojica Morales falleció tras permanecer hospitalizado luego de recibir una novatada dentro de la Normal Rural J. Guadalupe Aguilera, perteneciente al Municipio de Canatlán, en Durango.

Las prácticas a las que sometieron al joven de 19 años en la “Semana de Inducción”, del 30 de julio al 5 de agosto, derivaron en un deterioro neurológico.

La Fiscal General Ruth Medina Alemán garantizó este lunes que las investigaciones sobre este caso que se perfila como homicidio, llegarán hasta el fondo.

Ojalá así sea, pero además de esta crisis, habrá que aprovechar la coyuntura para revisar los planes de estudio que siguen arrastrando formas de pensar sobre una época que ya no existe, pero que, ideológicamente, sigue manteniendo anclados a parte de sus estudiantes en los tiempos de la Guerra Fría.

Comenta con Facebook