Loading

El precio internacional del petróleo y su efecto en México

Economia-de-la-politica

A partir del 1º de Enero de este año, trascendió que se eliminarían los llamados gasolinazos, que no eran más que aumentos mensuales del precio de la gasolina (Que en nuestro país es manejado directamente por la Secretaría de Hacienda) con el fin de atender a una disposición que viene desde 2008 en el que se estipuló que se irían reduciendo los subsidios al combustible, por ser incosteables y, como ya lo comentaba en el artículo de hace algunas semanas sobre subsidios, por ser considerado altamente regresivo.
Por fin, se dio un aumento de una vez y por todas de 3% al precio de los combustibles, en lugar de los 11 centavos mensuales que se venían aumentando desde el sexenio de Felipe Calderón (específicamente desde diciembre de 2010 cuando el litro de magna estaba en $8.76 pesos), para establecer el actual de $13.57 pesos por litro de magna y $14.38 pesos por litro de gasolina premium como el tope de precio al que llegaría la gasolina mientras el gobierno siga definiendo el precio de manera discrecional. Y gracias a la reforma energética, a partir de 2018, el precio de los combustibles pasará a ser definido por el mercado.
Por otro lado, desde julio pasado se ha registrado una caída constante en el precio internacional del petróleo, que afecta más a la mezcla mexicana por ser más pesado que el West Texas o el Brent, mismo que después de un periodo más o menos constante de alrededor de principios de 2011 hasta a mediados de 2014 de aproximadamente $100 USD por barril ha bajado hasta encontrarse en los $38 USD por barril hasta este jueves pasado.
Las razones de la caída tan abrupta del precio del petróleo son principalmente una baja pronunciada en la demanda y por otro lado el aumento en la producción de los países de la OPEP, que dicho sea de paso se desistieron de reducir su producción para que pudiera aumentar el precio, movimiento que inclusive se ha llegado a decir que trae dedicatoria especial para países como Venezuela, Rusia e Irán que han sido de los principales afectados por estas medidas.
Y entonces, ¿Por qué si el petróleo está tan barato, al grado de que el galón de gasolina en Estados Unidos ya se ha situado por debajo de los $2 USD, en México la gasolina siguió aumentando y, qué podemos esperar de estos precios? Antes de empezar con este análisis es importante mencionar que nuestro país es petrolero, pero no gasolinero, es decir, mucha de la gasolina que consumimos es importada.
Entonces, si bien el precio tan ridículamente bajo del petróleo nos afectaría directamente pues gran parte de nuestras finanzas públicas dependen de él, no tenemos de qué preocuparnos (por lo menos no este año) pues el precio se encuentra cubierto por una especie de seguro que bien cabe mencionar, nos costó aproximadamente $8,000 mdd y que nos permitió asegurar la producción a $76 USD (Contra los $79 USD que se contemplan en la Ley de Ingresos de la Federación, pero cuya diferencia será cubierta por impuestos como el IEPS y el recién creado Fondo Mexicano del Petróleo). Y digo este año, por que de seguir la tendencia a la baja (como se espera que siga) o inclusive manteniéndose al precio actual, será difícil asegurar el precio del barril a cualquier cantidad decente sin tener que pagar mayores sumas por la “póliza”. Todo esto sumado a que una de las formas de extracción de energéticos impulsada por la reforma energética, como el Fracking deja de ser atractivo pues tiene un costo promedio de extracción por barril mayor al precio actual.
La gasolina en México no bajará próximamente pues el IEPS aplicado permite mejorar la recaudación que por otro lado se pierde con el precio del petróleo, Y será hasta probablemente el próximo año en el que veremos cambios en el precio (fuera de la frontera norte que ya tuvo una reducción por los precios observados en E.U.A.) pues podrán entrar nuevos competidores para PEMEX, que además a partir del 1 de Enero de 2017 podrán importar gasolina por sí mismos y en 2018, como ya mencionaba, el precio de la gasolina se permitirá fluctúe libremente conforme a los precios del mercado, tal y como viene estipulado en los artículos transitorios de la recién publicada Ley de Hidrocarburos.

@JFCamposC
fcamposcardosa@gmail.com

Comenta con Facebook