Loading

El presidencialismo que se viene

El Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó el pasado 18 de julio al partido MORENA con 197 millones por el fideicomiso “Por los demás”, creado por este instituto político para apoyar a los damnificados de los sismos de septiembre de 2017 y que fue utilizado como un esquema de financiamiento paralelo del partido. Ante esto, la respuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, fue el escribir en redes sociales que era una “vil venganza” y un acto de “mala fe”. Para el INE, se trata de un fraude, ya que se utilizó, a decir de ellos, para financiar a militantes.

Lo que es un hecho es que se trata de la primera gran crisis que ha tenido que sortear AMLO, después de la elección presidencial. El tema es sensible ya que de confirmarse, sería un acto de corrupción, el tema que se convirtió en la gran asignatura pendiente y gracias al cual, los mexicanos salieron y se manifestaron en las urnas mayoritariamente por la opción diferente a la que proponían los partidos políticos tradicionales.

La reacción de AMLO fue del candidato opositor y no la que correspondería a un presidente electo. Menospreciando a las instituciones, confrontándolas, poniendo en tela de juicio sus resoluciones.

Tras el sismo del 19 de septiembre pasado, los partidos políticos ofrecieron destinar un porcentaje de sus prerrogativas en apoyo a los damnificados; sin embargo, el INE informó a los partidos que no era legal entregar dinero directamente, pero que podían hacerlo a través de un fideicomiso a la Tesorería de la Federación.

De acuerdo con las investigaciones de la Unidad Técnica de Fiscalización, el fideicomiso no era totalmente privado, ajeno a Morena, pues incluso el domicilio fiscal es del instituto político y fue difundido en medios de comunicación y redes sociales de López Obrador. El fideicomiso fue creado el 25 de septiembre de 2017, se constituyó en Banca Afirme denominado “Por lo demás” para recibir aportaciones.

De los 14.7 millones recibidos en cheques salvo buen cobro, la UTF identificó que, el 85.4% es decir 12 millones 561 mil 996 pesos, fue aportado por 55 personas, las cuales estaban relacionadas directamente con el partido Morena, ya sea porque son legisladores de este partido o bien, porque fueron postulados como sus candidatos en el pasado proceso electoral.

Esto suceso en sí, escaló en importancia dentro de la agenda informativa en la medida en que López Obrador se manifestó y por la forma en la que lo hizo. Era un tema para que la gente de él en MORENA lo hubiera tratado de solucionar por la vía legal ante el Tribunal. Ante el primer escenario de adversidad, el manejo de crisis no fue el adecuado. Y mucho menos al tratarse de un tema relacionado a la corrupción.

La resolución del Tribunal no cambiará el estado actual de las cosas, López Obrador será el próximo presidente de México a partir del 01 de diciembre. Lo que sí corre el riesgo es de quedar como un mentiroso y como una persona que retorció, en beneficio de su proyecto político, la legislación electoral.

El peculiar estilo de conmigo o contra mí, al parecer será el personal estilo de mandar del presidencialismo que se viene.

Botica

Reconocimiento.- Durango, junto a Sonora, Morelos y Querétaro salieron con las cuentas limpias y sin ninguna irregularidad en el gasto de fondos federales, tras revisión financiera de la Auditoría Superior de la Federación. Sin lugar a dudas representa un gran aliciente y un punto a favor para la administración estatal luego del cachetazo que significó el resultado en las urnas el pasado primero de julio. Ojalá y esto se traduzca en beneficios tangibles para el estado y no suceda lo mismo que con los trillados “presupuestos históricos”, que en muy poco se han visto reflejados en el desarrollo integral de nuestra entidad.

Libro.- Hace unas semanas fue presentado, en los pasillos del Edifico Central de la UJED, el libro de carácter autobiográfico, Mis Vivencias, de José Ramírez Gamero. Con una prosa directa y despojada de ornamentos, comparte su visión sobre acontecimientos, instituciones y personajes que lo formaron como ser humano y como uno de los políticos más notables del siglo XX duranguense.

Luto.- El pasado 19 de julio, falleció Maximino Linares Moreno, mejor conocido como “El rayo de Jalisco”. Ídolo indiscutible de la lucha libre nacional, el Rayo llegó a ser campeón nacional y mundial de peso medio y junto a El Santo, campeón nacional de parejas. En junio de 1989, perdió la máscara ante Blue Demon, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. No alcanzó a conocer que la lucha libre fue declarada por la UNESCO, días después de su fallecimiento, como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México. Descanse en paz.

Comenta con Facebook