Loading

El reborujo electoral

Contra todo lo que se esperaba, el proceso electoral local se hizo todo un reborujo, como popularmente decimos los durangueños cuando estamos en presencia de un enredo. 
Y en efecto, estamos ante un reborujo electoral, en la proximidad del día de la votación lo que pudiera tornarse un saldo de pronóstico reservado y hasta fatídico; veamos por qué:
En primer término, tenemos que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) es un verdadero desastre, a pesar de haber sido conformado por especialistas en la materia, se impuso el conflicto de egos, la soberbia del consejero presidente que desconoció hasta a sus compañeros del INE como el abogado García Cornejo, y se puso al servicio de los consejeros nacionales Arturo Sánchez y Pamela Sanmartín, ambos quienes son propuesta del PAN y el PRD, respectivamente. 
Esta inestabilidad de la autoridad electoral provocó que el Consejo General del INE atrajera el nombramiento de cargos directivos del IEPC, lo cual junto con la facultad de asunción, son mensajes negativos para los Organismos Públicos Locales Electorales pues denotan que no tienen la capacidad para desarrollar íntegramente un proceso electoral.
Es un grave mensaje que la autoridad electoral no está cohesionada pues se deduce que está en  riesgo el principio de certeza, dado que se ve claramente un enfrentamiento entre los consejeros que provienen del INE, así como los otros tres relacionados con el grupo jurídico ‘gilcarreonista’ y la otra consejera que juega el papel de veleta; a esto se le debe añadir la rivalidad entre los integrantes de la estructura administrativa del IEPC. 
A esto hay que agregar las enmendaduras permanentes que hace el Tribunal Electoral al IEPC y pudiera parecer que se debe a un despecho de dos magistrados que no fueron ratificados en el cargo de consejeros electorales.
Todo este enredo trajo como consecuencia que venga personal del INE a intervenir en cargos administrativos, especialmente en la Secretaría Ejecutiva, que es el área operativa más importante en los procesos electorales y pudiera ser la antesala para que a partir del 6 de junio, se inicie el proceso de remoción de los consejeros electorales en donde por uno, la llevan todos.
Finalmente, el otro tema que reboruja más las cosas en esta elección, es que Esteban Villegas haya caído en las provocaciones del candidato del PAN, toda vez que si va arriba en las encuestas y tiene una campaña con mucho mayor organización, no era indispensable subirse al ring de Aispuro y darle foro para victimizarse.
Siempre sostuve que esta campaña dependía más de los errores que de los aciertos, así como en 2010 fue una pifia que El Huracán Soto tomara las instalaciones del ITD en medio de la elección, a ver qué reacción en puntos porcentuales de las preferencias electorales le afecta la irrupción en Canal 12; aunque Villegas ofreció sentidas disculpas a través de sus cuentas de redes sociales habrá que valorar si con eso puede contener algún afecto adverso.
Ya queda poco para ver en qué termina este reborujo electoral, que conforme se acerca el día de la jornada más se antoja complicado y esperemos que nuestro estado no corra la misma suerte que Colima pues los duranguenses continuaremos en esta fase de divisionismo que ha sido a causa del fenómeno de la polarización político-electoral debido a que los demás candidatos no prendieron entre el electorado.

Comenta con Facebook