Loading

El reencuentro de Esteban y Lauro

Dicen los íntimos de Esteban Villegas, que su verdadera pasión es cantar, que fácilmente cambiaría el bisturí por una uña para tocar la guitarra; el estetoscopio por unos audífonos para escuchar las canciones de su ídolo Vicente Fernández, y la bata blanca por el vestuario de cantante grupero.
Unos dirán que no canta bien, yo digo que agarra bien los tonos y hace segunda voz o de acompañamiento con Lauro Arce, su paisano, quien sí tiene una prodigiosa voz que destaca sobremanera en el grupo que fundaron en sus años mozos y que denominaron “Esteban y Lauro y su grupo San Juan”. Lauro es cantante de alta escuela, de voz educada; Villegas es aficionado del canto.
Es un buen conjunto musical, con excelentes arreglistas y músicos, recuerdo que hace años le comenté a Esteban que había escuchado su interpretación de La Mula Bronca, a cuya pieza le pusieron de arreglo la intervención de un acordeón que pareciera ser ejecutado por un francés, tipo de un acordeonista de Los Campos Eliseos y cuán fue mi sorpresa cuando me dijo que se trataba de un músico originario de Peñón Blanco, y lo mismo se puede decir del saxofonista que los acompañaba en sus éxitos Lo dice tu mirada, Ay Chabela y Entre suspiro y suspiro.
Con esto nos damos cuenta de que Durango sigue siendo cuna de grandes músicos, por ejemplo, me comenta Álvaro Sanjuan que en la Plazuela Baca Ortiz uno se encuentra a virtuosos de la música, de los cuales muchos lo han acompañado en la grabación de sus discos.
En esta semana que está por concluir, mientras escuchaba el programa radiofónico de Don Víctor Manuel Castro, escuché la noticia del reencuentro de Esteban y Lauro, lo que me lleva a pensar que si al actual diputado local le fascina cantar, pues que mejor se dedique a cantar y haga política desde la música, ya sea creando la Fundación Esteban y Lauro, para ayudar al prójimo como lo hacen muchos artistas como Shakira, Ricky Martin, entre otros.
Aún recuerdo cuando Esteban fue ungido como presidente estatal del PRI, luego de la ceremonia en la sede de su partido se fue a festejar a la extinta Casa de Teja. Allí Hugo Rosales le dijo que ya se olvidara de cantar, que no se veía bien que un líder partidista andara en esos menesteres; Villegas le espetó que no podía y menos en ese entonces porque estaba nominado en los premios de “Furia Musical”.
Igualmente, como candidato a gobernador, se propuso grabar los corridos de todos los municipios acompañado con su amigo Lauro; Benítez se opuso rotundamente porque le restaba seriedad a su candidatura y desde luego, Esteban se salió con la suya.
Con todo esto podemos deducir que si el motor de vida de Villegas es cantar, pues que mejor se dedique al mundo de la canción, desde allí puede hacer política y trascender más que en los espacios de poder.

Comenta con Facebook