Loading

El relevo generacional será tormentoso

En la pasada entrega abordamos el surgimiento de una generación política que surge de las nuevas tecnologías, también de los vicios del neoliberalismo que alejó a los políticos de la sociedad para reducirlos a un espacio de corrupción e impunidad.
Los jóvenes que irrumpen en la actividad política deberán sacudirse los vicios políticos, leer las claves fundamentales de la sociedad, interpretarlas correctamente y defender sus causas, sobre todo deslindarse de los políticos tranzas y mañosos que solo turbiedad les podrán enseñar.
Es esa confrontación probable entre la nueva generación y los dinosaurios de la política, los de las negociaciones oscuras y los enriquecimientos ilícitos no querrán dejar los controles sobre los partidos en los que se han enriquecido, aunque estos partidos se estén convirtiendo en entelequias.
Recuerdo que en el ya histórico Partido Comunista Mexicano (PCM) agrupamiento de militantes de hierro, que iban al sacrificio total en su esquema mental de apego a la interpretación marxista ortodoxa, rompieron con la juventud del Partido Comunista hasta desaparecer.
Los jóvenes comunistas se preparaban ya no solo en las lecturas clásicas del marxismo, abrevaban en la lectura y estudio de los intérpretes del marxistas contemporáneos que proponían nuevas interpretaciones de la revolución y sometían a reinterpretación las categorías teóricas y los procesos revolucionarios con nuevas visiones de estado, los jóvenes fueron expulsados del PCM y se disolvió la Juventud Comunista.
Recuerdo este pasaje en la historia del más emblemático de los partidos de izquierda solo para reiterar que la lucha de los jóvenes con mentalidad trasformadora no será fácil contra la lucha de los dinosaurios colmilludos.
Claro que hay una gran diferencia, en el PCM fueron choques por interpretaciones teóricas e incluso imbuidos por el romanticismo de la época. Ahora el choque en los partidos será entre los veteranos corruptos y los jóvenes más soñadores, sin negar que haya veteranos de la política honesta, y jóvenes que llevan la corrupción en sus genes.
Quizá haya un proceso de transición, en el PRI seguramente abrirán la puerta de atrás para que salga el llamado “nuevo PRI”, creado en esta administración y que mas que fracaso fue un oprobio.
Habrá reacomodos en los que gente como Manlio Fabio Beltrones con los grupos duros esparcidos en el país intenten tomar el mando partidario, ante la reacción dura de los Atlacomulcos que no querrán abandonar el barco medio naufragado. A la espera de lo que venga y dispuestos a dar zarpazos, estarán Ulises Ruiz, lo mismo los Moreira. En el Revolucionario Institucional donde menos generación joven se visualiza, lo cual hace más complicada su situación futura si pierde las elecciones.
En Acción Nacional los escenarios también son complejos y complicados. No se puede construir una campaña ni un liderazgo con ambición desmedida, con golpeteo interno para aniquilar no para debilitar y con alianzas absurdas.
Habrá guerra intestina fuerte, los “anayistas” se van a atrincherar para defender con todo la dirección del partido, sus adversarios vienen con todo, la lucha no será fratricida, será de enemigos irreconciliables y de aniquilamiento total. Quizá quien pueda liderar el partido con una visión más democrática e incluyente, dando oportunidad a los jóvenes, sea Javier Corral, actual gobernador de Chihuahua, claro, esto será diferente si Anaya gana la Presidencia de la República y unas cinco gubernaturas, lo cual creo que esta como yo y él, muy pelón. O no.

Comenta con Facebook