Loading

¡El Rey ha muerto… viva el Elefante!

Pues con la novedad de que España, por el momento, no tiene Rey.
Los jóvenes progresistas, hijos o nietos de los monárquicos que apoyaron a Francisco Franco Bahamonde, deben estar recorriendo las calles de Madrid y otras ciudades españolas al grito de:
-¡El Rey ha muerto… viva el Elefante!
En recuerdo del último paquidermo sacrificado (Paquidermo, en este caso, es el elefante cazado en Africa, no el ya ex Rey: ése es “pa que duermas”, comentaría una de tantas amiguitas del soberano a una colega).
Y los pocos, ya ancianitos, sobrevivientes de la Guerra Civil de los años 30, dejarán de sacrificar el dedo, ya chato de tanto aporrearlo en las mesas de los cafés de Madrid:
-¡Este año cae… este año cae…! (Porque no se enteraron de la caída de Franco)
Casi nadie supo o dio importancia a la noticia en las tiendas de abarrotes y ultramarinos del DF, pues ya todas las compró Carlos Slim. Habrán sollozado en sus panaderías 2 o 3 gachupines tercos en no dejar el negocio. Pero el júbilo- o el pesar- habrán estallado en casi todos los hoteles de paso, propiedad de hijos o nietos de inmigrantes ibéricos.
La noticia, ya lo adivinó usted, es que el Rey de España, Juan Carlos de Borbón, ha abdicado.
Sí, señor: el termino correcto es “abdicado”: no ha “solicitado licencia al Congreso”, porque no es diputado ni senador mexicano. NI ha pedido permiso para ausentarse por 3 días para un chequeo médico, como el Gobernador Vallejo, a su Comisionado pilmama. Juan Carlos ya no será ni figura decorativa, como Eruviel.
¿Por qué se va el Rey y, precisamente, en vísperas del Campeonato Mundial de Fútbol de Brasil?
Posiblemente para no verse en el difícil trance de, como representante del todavía país campeón, España, atestiguar la entrega de la Copa a la Selección que todo el mundo hace favorita: Brasil. O para no tener que felicitar al Piojo Herrera en el caso de que México obtenga el trofeo, porque todo es posible en La Paz (Aunque el torneo será en Brasil, no en La Paz, BCS, dónde-¡ al fin!- fue posible la boda del Niño Verde)
Aunque, lo más probable es que Su Majestad quiere evitarle a la ya ex Reina Sofía ver de nuevo en los vestidores, como hace 4 años, el espectáculo del defensa Carles Pujol, solo cubierto por una delgada toalla, como Ricardo La Volpe.
Se va, pues, el Rey Juan Carlos, sin haber pronunciado una frase célebre como aquella de Felipe II: “Mandé a mis hombres a luchar contra hombres, no contra los elementos”, tras la destrucción de su Armada Invencible. Pero un Rey que, de haber sido Hernán Cortés, hubiera ordenado: “Malinche, ponedme la arma dura… digo: la armadura”.
Pero, siendo Rey, no podía pasar a la historia sin dejar una sentencia que perdurará a través de los siglos:
“¿Por qué no te callas…?”
Regaño dirigido en una Cumbre de Jefes de Estado a un ave de mal agüero que, después se convertiría en pajarito y consejero presidencial venezolano.
En cuanto a México, quizá lo más sobresaliente fue su relación con Vicente Fox, quien lo saludó el día que se conocieron con un “¿Qui’hubo, mi Rey?” Y después fue a probarse unas botas de charol, para la recepción en el Palacio Real.
Se va el Rey.
Ya no lo alcanzará nuestro Presidente, quien llegará a Madrid, con ese porte de príncipe que se carga, en visita oficial, la semana próxima: será recibido por Felipe, un reyecito del tamaño del que dibuja Trino en tira cómica. Y su señora esposa, doña Angélica, será agasajada por doña Letizia, también surgida de la televisión.
(Seguiremos informando)

¡RRIINNGG!!
-Bueno, Cámara de Comercio Mexicana-Israelí…
-¿Es cierto que Nemiy Sampra, líder de la Cámara se inició de cargador en La Merced?
-Sí, como Zabludovsky… Solo que Nemy cargando un “diablito”, no un micrófono..

EPIGRILLO
Ya dimitió, me enteré,
el Rey que a Sofía fue infiel,
con Montserrat Caballé
y la Sarita Montiel.

Comenta con Facebook