Loading

El verdadero mensaje del Gobernador hacia el Presidente López Obrador

Las declaraciones tomaron a la totalidad de la clase política estatal, de sorpresa, e incluso hasta algunos funcionarios de primer nivel. El gobernador José Aispuro Torres explotó, textualmente, contra la política de estrangulamiento presupuestal del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Y no era para menos; ya había hecho lo que políticamente podía hacer y nada dio resultado. Le dicen que sí lo ayudarán, pero las semanas pasan, los meses se cargan y no hay recursos transferibles. La deuda progresiva (déficit presupuestal) de la administración estatal ya en la segunda semana de septiembre, supera los mil millones de pesos.

En ese contexto, ayer por la mañana, el mandatario estatal contestó con toda claridad los cuestionamientos de los reporteros sobre las expectativas presupuestarias para la entidad en 2020.

1.- Precisó que el proyecto de presupuesto 2020 que corresponde a la entidad, contempla una reducción del 3.2 por ciento.

2.- En Participaciones y Aportaciones, rubros con cobertura para Estado y Municipios, la reducción es de más del 2 por ciento.

Son menos recursos para Durango, de los que se tienen en este 2019, que ya de por sí son insuficientes.

3.- Puso como ejemplo que en el caso de carreteras, este año se cuentan con mil 600 millones de pesos, mientras que para 2020 se tienen proyectados mil 100 millones de pesos 500 millones menos que en 2019.

4.- Ante tales circunstancias, hizo el llamado a los diputados federales y senadores a cerrar filas y cumplirle a Durango.

“Tenemos la responsabilidad de asumir la parte que nos corresponde a cada quien y yo tengo una gran confianza en que los legisladores federales nos ayudarán para que este presupuesto se modifique de manera favorable para el estado”.

5.- Rosas Aispuro sostiene que Durango es el cuarto estado más maltratado por parte del Gobierno federal, lo cual puede comprobarse mediante los números.

Señaló que solamente en 2019, en el renglón de participaciones, se recibirán entre 500 y 800 millones de pesos menos que en 2018.

6.- En plena sequía, el presupuesto para el campo cae de más de 600 mdp a 54 mdp, lo que deja ver una gran insensibilidad para Durango, cuando se vive una crisis por la ausencia de lluvias.

 “He platicado con el Presidente y he demostrado institucionalidad y demostrado voluntad para colaborar, pero lamentablemente el trato que nos están dando no corresponde a lo que merecemos los duranguenses”.

7.- Ante esta realidad el mandatario estatal hizo la declaración más trascendente de su sexenio: “creo que si estas decisiones siguen así, con toda responsabilidad voy a plantear a mis compañeros gobernadores, que si la Federación no nos quiere , salgamos del Pacto de Coordinación Fiscal”.

El Gobernador mencionó que una medida de esta naturaleza, implica que los impuestos que se recaudan en la entidad se queden y ya no sean entregados a la Federación. “Durango, de una u otra forma podría hacerse algo para poder salir adelante, una vez fuera de dicho esquema”.

Pero, claro que esto no sucederá. Salir del Pacto de Coordinación Fiscal, representaría para nuestra entidad el no recibir más de 22 mil millones de pesos, cifra que ni en sueños podríamos conseguirlos por nosotros mismos. Ni siquiera la mitad.

Entonces ¿Por qué de tales declaraciones?

Primero, es el reflejo de la creciente presión que enfrenta hoy el titular del Poder Ejecutivo.

Segundo, lleva un claro mensaje de que en política hay cortesía, civilidad, pero también responsabilidad, ante el trato que hasta ahora ha recibido Durango del presidente López Obrador.

Y tercero, la declaración tiene más que otra cosa, una carga política en el sentido de que el presidente está ante una seria posibilidad de un grupo de gobernadores, de enfrentar una especie de balcanización por el estrangulamiento presupuestario.

Y desde esta posición, en las semanas por venir, iniciará la serie de negociaciones entre gobernadores panistas y el presidente de la Cuarta Transformación.

Comenta con Facebook