Loading

El video del Papa

AMIGOS LECTORES, CREYENTES Y NO:

• La oración nunca puede ser un exceso

Charles Spurgeon

Ha llegado a las Redes Sociales un contendiente por esos espacios que estará al aire solo una vez por mes y solo un minuto y medio. No más, pero no tengo que dudarlo una micra: va a arrastrar a millones de seguidores en tiempo presente. Y espero que logre arrasar con la basura global del video en tiempo creciente.

Quiero hacer una explicación personal respecto de este tema, que he tocado a medias en otras ocasiones… Creo en Dios, pero desde fuera de la iglesia que el Papa Francisco conduce y no pienso volver a ella ni buscar ninguna otra.

Pero quiero decirles que creo ahora, también, en Francisco, el primer papa jesuita y, además, liberacionista. Solo en él porque Francisco no es como los demás de su iglesia y va a ser lento que quienes dentro de ella son también como él, asciendan y desplacen a toda esa jerarquía que nombrando a Dios ha engañado, se ha servido y explotado al pueblo de Dios.

Pero en su primer acercamiento a las mujeres y los hombres de todo el mundo por las redes sociales, hace escasos días, Francisco no habló a los creyentes en su iglesia sino a todos los humanos que creen en el amor y esos somos usted que cree en la iglesia, usted que no cree en ella, usted que duda si Dios existe o si hay un Dios por cada religión o si solo perteneciendo a una de ellas puede acercarse a Dios.

Francisco fue claro en su primer mensaje vía redes sociales:

Sentir amor y dar amor a quien lo necesita y lo merece, es estar con Dios aun cuando no nos hayamos dado cuenta…

No cambio el tema pero lo varío un poco:

México está en situación precaria; todos aquí lo sabemos y la gran mayoría lo sufrimos en mayor o menor medida.

Y orando, solo orando, no vamos a resolver el problema.

La oración, para que valga y trascienda, tiene que estar ligada a la acción.

México tiene problemas enormes que se han acumulado por obra y gracia de quienes pertenecen a la política cuatrera, no a la que construye, realiza y distribuye con justicia.

Creer en Dios no implica convertir el acto de la oración en tiempo gastado, perdido, fallido. Francisco venía trabajando desde tiempo atrás por justicia real, justicia activa, justicia militante, y lo sigue haciendo. Jamás tomará un arma blanca o de fuego para hacer justicia, porque tiene su arma propia y ahora la hará efectiva cada mes, un minuto y medio cada vez y seguro insistirá en invitarnos a hacer justicia, pero por la vía del amor en la humanidad, el amor a la humanidad sin distinción de creencias religiosas.

Actuar y luchar por un mejor país es también orar, aceptando la ayuda de Dios para lograr ese mejor país que deseamos.

Pero México es parte de este planeta infestado de problemas.

Hagamos nuestro trabajo por el país que necesitamos.

Eso es también, y principalmente, estar con Dios…

lmendivil@delfos.com.mx

m760531@hotmail.com

Comenta con Facebook