MINUTO X MINUTO

En Chirona 22 de agosto del 2014


Como dijera mi compa Lorenzo… pero no el de aquí sino de Monteclaro, ya vine de donde andaba, claaaaaro po’s a petición del público y…. de la nómina, es que ya me la estaban haciendo de “jamón” nomás por unos cuantos días de ausencia, bueno en mi rancho le llaman hueva… Bueno, bueno, el caso es que ya estamos de “güelta”, eeeeeeso sí, con un chiiii… muchas ganas, aunque a uno que otro le moleste, pero po’s ni pecs, así son las cosas… En primer lugar, le quiero mandar una felicitación a mi compa Abel Ferman, quien a partir de la fecha, es el mandamás de la nueva delegación, sin duda mi amigo Noel Díaz, tomó una muuuuy buena decisión… Cambiando de tema, les diremos que mi carnal Esteban la próxima semana estará rindiendo su primer informe de gobierno, en un año sin duda se han visto buenas cosas en la capital del estado, peeeero, hay temas en los que sin duda hay que reforzar, por ejemplo la seguridad, los robos son el pan nuestro de cada día y neta, neeeeta cómo da coraje que a uno le roben sus pertenencias y más cuando causan daños al patrimonio, sabemos que se hace el menor de los esfuerzos, pero pa’ mí que hay policías que no trabajan al mismo ritmo que los demás, en fin. Señor alcalde, tiene dos años para dejar huella también en el tema de seguridad… En otras ondas, después de aquel incidente (en mayo) en donde los elementos de la Policía Estatal se pasaron de lanzas con un servidor y con el amigo de un servidor al tratarnos como unos viles delincuentes, pensamos que altos mandos de la Secretaría de Seguridad Pública iban a tomar cartas en el asunto, peeeeeero nel pastel, hace unas semanas a mi amigo Miguel Ángel Vargas, Director de Contexto de Durango, le pasó lo mismo, a él no lo esposaron ni lo golpearon, pero sí lo encañonaron, junto a dos de sus muchachos, volvimos a pensar que se tomarían cartas en el asunto y que se dedicarían a cuidar la integridad física de la ciudadanía, peeeeero nel pastel otra vez, ahora se denuncia de manera pública que los policías estatales, atoraron a unos muchachos del Cebtis 89, a uno de ellos le quitaron su celular con valor de unos seis mil varos. Y…, po’s nada, hay que seguir sufriendo los abusos policiacos de esa corporación en específico. Y lo malo es que en la Secretaría nadie garantiza que esto no vuelva a ocurrir… Ojalá y no me eche a nadie encima… Por el momento es todo, nos leemos mañana si Dios lo permite. PD. Le mando un saludo a mi carnal Ismael ¡ah! y de paso al Huraldín.

enchirona@hotmail.com