Loading

En el marco del 455 aniversario; los ajustes y mejoras en los gobiernos, son necesarios

Este ocho de julio la sociedad duranguense celebró el 455 aniversario de la fundación de Durango, exactamente ocho días después de las elecciones más polémicas y sorpresivas en lo que lleva de fundada nuestra capital.

Con 455 años de existencia, nuestra ciudad se ubica entre las capitales más seguras para vivir, esto de acuerdo a portales especializados en seguridad y calidad de vida:

https://www.homify.com.mx/libros_de_ideas/4505850/las-7-ciudades-mas-seguras-para-vivir-en-mexico

http://www.lamudi.com.mx/journal/ciudades-y-estados-mas-seguros-de-mexico/

https://www.rankia.mx/blog/mejores-opiniones-mexico/3076549-mejores-ciudades-para-vivir-mexico-2018

Sin embargo, pese a los esfuerzos que se hacen por elevar la calidad de vida de los durangueños, existen otros indicadores que preocupan y que siguen estando entre las asignaturas pendientes.

1.- Seguimos siendo una ciudad pequeña, y hay que gozarla.

Con datos de INEGI de principios de 2016, en nuestra ciudad capital se registraban 654 mil 876 habitantes, con una tendencia sostenida hacia arriba.

2.- Pero, seguimos batallando con el desempleo.

La Tasa de Desocupación en Durango es del 4.2 por ciento, la tercera más alta del país, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, para mayo de 2018.

3.- Seguimos produciendo desempleados.

Este año (2018), un total de dos mil doscientos seis jóvenes culminan su educación media superior en los 70 planteles y ocho extensiones que el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado tiene en 32 de los 39 municipios de Durango. Naturalmente que nuestra ciudad concentra el mayor número de estudiantes que con un certificado bajo el brazo, desde esta semana comienza el peregrinar en las empresas y comercios para su contratación. La mayoría de los egresados son especialistas en Logística, Servicios de Hotelería y Preparación de Alimentos y Bebidas.

4.- Y no logramos desaparecer el analfabetismo.

En pleno Siglo XXI, 4.4 de cada 100 mexicanos de 15 años y más no saben leer ni escribir y entre la ciudades en donde aún se da esta dolorosa realidad se encuentra nuestra ciudad capital.

5.- Crece inseguridad en 2018.

Las cifras del Semáforo Delictivo al primer trimestre de 2018 advierten un incremento en los delitos de un ocho por ciento en la entidad en comparación con el año 2017; delitos como: secuestro, narcomenudeo, robo a casa habitación y a negocio, lesiones y violencia familiar se ubican en foco rojo, señaló en rueda de prensa, el presidente de Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Elier Flores Salas.

En foco amarillo se reportan los delitos de homicidio, extorsión y violaciones, mientras que el feminicidios está en verde.

Solo en los primeros 90 días del año se registraron tres mil 980 delitos, siendo la ciudad capital la que concentra el mayor número de ellos. “Llama la atención que en la capital están casi todos los delitos marcados con rojo, comparado con otros municipios; estamos por encima de la media nacional”.

6.- Sin control y a la alza el narcomenudeo.

El primer bimestre del año cerró con 208 carpetas de investigación por el delito de narcomenudeo lo cual indica un incremento de casi 60 por ciento en comparación con el mismo lapso pero del año pasado que concluyó con 121 indagatorias documentadas.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en enero se registraron 108 casos, mientras que en el segundo mes de 2018 hubo 100. Las cifras correspondientes al año anterior son 50 en enero y 71 en febrero.

Indiscutiblemente que el famoso tsunami electoral que azotó el territorio nacional y también nuestra ciudad capital, el paso primero de julio, tiene mucha explicación en el fenómeno López Obrador, pero también en este tipo de estadísticas y de realidades que no se han logrado superar y mucho menos estabilizar.

Lo sucedido en el ámbito electoral es muy significativo y exige de nuestras autoridades, tanto la municipal como la estatal, realizar a la brevedad un recuento de los daños y el por qué de esos resultados, ya que si se sigue haciendo lo mismo, con los mismos funcionarios, los resultados en 2019, 2021 y 2022, seguirán siendo los mismos que en julio de 2018.

Comenta con Facebook