MINUTO X MINUTO

En el PRI imponen dirigentes municipales sin consensos


“Tenía que suceder”, como dice la canción, ya me lo había temido, el estilo de a la brava con el que fue impuesto Luis Enrique Benítez al frente del CDE, en el que no importó que no fue propuesto por las bases así dirige ahora al partido con el mismo estilo autócrata, arrogante e impositivo con el que está acostumbrado. Ya me lo temía.
Su primera convocatoria que hizo a los ex presidentes del CDE del PRI, la hizo ignorando de manera grosera el debido conducto, toda vez que, los ex presidentes del CDE del PRI, conformamos estatutariamente el Consejo Consultivo de ex presidentes del CDE, el cual es presidido por elección unánime por el Lic. Ángel Sergio Guerrero Mier y como secretario Técnico de ése Consejo Consultivo aparece el que esto escribe.
Y una de las razones por las que se configuró a nivel nacional éste órgano, es precisamente para ser garante que sea por una vía institucional y no al contentillo, el conducto de la presidencia del PRI con los ex presidentes del CDE para las convocatorias a dichas reuniones o trasmitir acuerdos que se tomen en el CDE o en cualquiera de sus órganos para evitar se invite sólo al gusto de la dirigencia en turno y evitar los caprichos personales. Pero fuimos ignorados este Consejo Consultivo como tal, para ser el conducto institucional a dicha convocatoria.
Por lo que es de recomendarle por enésima vez al presidente del CDE que las convocatorias a las estructuras no se hacen al contentillo o por conducto de una secretaria, sino que se le da un cauce institucional y se hace de manera integral, no, invitando a unos sí y a otros no.
Así como a los Consejeros Políticos se les cita a través de la Secretaria Técnica del Consejo Político y se levanta el acta respectiva para dar cuenta en la siguiente reunión y aprobarla. De igual manera se hace la convocatoria a los ex presidentes del partido, a través de la estructura de su propio Consejo Consultivo. Esperamos que sea la última vez que violenta nuestros documentos básicos e ignora éste Consejo Consultivo de ex presidentes.
Así lo han respetado los anteriores comités directivos estatales de Esteban Villegas Villarreal, Manuel Herrera Ruiz y Ricardo Pacheco Rodríguez, desde que fue formado este Consejo Consultivo de ex presidentes.
Pero mucho me temo que ése va a ser el estilo impositivo con el que vamos a encararnos en el actual Comité Directivo Estatal, así lo estamos viendo también con la queja que hace pública la actual presidente municipal de Mapimí, Judith Marmolejo De la Cruz, que son víctimas también de la grosera imposición de Benítez de la nueva dirigente municipal del PRI Dip. Marisol Peña al frente del comité municipal, sin contar con el respaldo de la estructura de sectores ni seccionales.
Lo que es peor, ésta imposición va en contra incluso de la opinión de la actual Alcaldesa de Mapimí y en contra de todos los integrantes del Cabildo municipal, regidores y síndico municipal, que representan sectores y organizaciones del partido a nivel municipal y que están en total desacuerdo, así como los comités de los sectores municipales y seccionales del partido que no aceptan el dedazo del CDE del PRI.
Habla la joven presidenta municipal Norma Judith Marmolejo: su desacuerdo en las palabras de Benítez con las que explicó dicha imposición: “Ante la ausencia de un gobernador, yo soy el que mando” le dijo, a lo que la alcaldesa le contesta, que está equivocado, ante la ausencia de un gobernador priísta, están los alcaldes priístas, que son los jefes políticos en los municipios, no Benítez”.
A lo que la joven Alcaldesa indignada reclama “Él no puede sustituirnos, ni suplantarnos en los municipios, nosotros somos los jefes políticos del partido en nuestras municipalidades y él debe respetarnos, no ignorarnos con imposiciones a la antigüita”. Afirma la presidenta municipal, que, hay otros cuadros con más merecimientos como el Prof. Martín Hernández y como el famoso “Piteko” Dagoberto Castro Aguilera, o César Córdova y otros cuadros propuestos por los sectores, que fueron ignorados.
Lo preocupante es, que ya está siendo una constante el estilo impositor de Luis Enrique Benítez, lo mismo pasó en el municipio de San Dimas, en donde Benítez fue a imponer a su candidato a presidente del partido a quién nadie conoce y nadie quiere en Tayoltita, por lo que la gente ni comités seccionales no asistió a la toma de protesta a manera de inconformidad por la imposición del dirigente municipal.
Pero lo peor, ese estilo impositivo de “nombrar” dirigentes municipales desde la ciudad de Durango, lo está haciendo como un esquema general, lo mismo sucedió en Vicente Guerrero y Peñón Blanco, en donde sus respectivos alcaldes Manuel Asunción Hernández y Blanca Ercilia Rodarte Borrego, “han puesto el grito en el cielo”, pues se quejan que han sido ignorados como presidentes municipales y no han tenido el derecho ni a voz ni a voto y les están imponiendo a los dirigentes municipales, sin hacer los debidos consensos con los jefes políticos y corrientes internas de esos municipios.
Con estas actitudes arbitrarias y arrogantes, están raspando más al PRI, lo malo o lo bueno, es que el PAN en su arrogancia, no sabe aprovechar las debilidades que están dándose en el PRI, piensan los panistas que lo merecen todo, como partido es arrogante y en lo individual son muy engreídos, les falta humildad y no hacen trabajo con las bases ni aprovechan los errores de imposiciones del PRI en los municipios.
Y en el municipio de la capital, por la falta de conocimiento del priísmo en el municipio y por la ausencia de un trabajo previo que planchara consensos en los más de 200 seccionales del municipio y por la falta de una convocatoria abierta que diera tiempo a campañas proselitistas internas, se dejaron chantajear por un grupúsculo de ellos de la ciudad y dejaron fuera al mejor elemento que le hubiera dado lustre al comité municipal, el ex regidor Cristhian Salazar
Mal andamos en el PRI, de seguir así…