Loading

Erasmo Návar: renuncia anunciada

La renuncia del exrector de la UJED Erasmo Návar si bien no fue sorpresiva, sí fue a destiempo. Erasmo Návar se había comprometido con el movimiento por la autonomía a renunciar, no lo hizo o no lo dejaron, la razón es simple, el movimiento por la autonomía nunca convocó, ni ha convocado a  la comunidad universitaria como para hacer renunciar a un rector. Independientemente de la validez o no de sus razones.

Erasmo Návar fue electo por Consejo Universitario el día 13 de diciembre del 2012. Al interior de la Universidad se dijo que había sido un consejo a modo, operado desde el Gobierno del Estado, mal o bien fue la instancia que establece la Ley Orgánica la que lo eligió.

A partir de su designación solo fue impugnado por el grupo “Por la  defensa autonomía”. Un movimiento que nunca logró la empatía de los universitarios, movimiento cerrado, sin conexión con la base universitaria ni académica, ni administrativa, ni estudiantil. Cada acción de presión fortalecía al rector y el movimiento se debilitaba. Un grupo que cree que quien no está con él está contra él y quien lo critica es un enemigo. Nunca entendieron que todo movimiento inicia de abajo hacia arriba.

Este movimiento esperaba que el gobernador Rosas Aispuro regresara la autonomía a la UJED, confundió un pronunciamiento de campaña del gobernador con la intromisión una vez más, lo que era una contradicción de los autonomistas.

De esta lucha débil surge Rubén Solís como candidato a la rectoría, por algunos meses el mismo grupo circuló el rumor que el gobernador apoyaba a su candidato, lo que a la luz de la autonomía nos dejaba asombrados.

El resultado de las elecciones del primero de julio dio un giro, ahora los autonomistas decían que ya no los apoyaba el gobernador, sino Morena; para demostrarlo, la primera aparición pública en un medio electrónico de Rubén Solís la hizo acompañado de la hoy senadora Margarita Bravo, quien lo cobijó no en calidad de maestra universitaria, sino de senadora electa. Otra sorpresa grande, ahora se valía que políticos de un partido apadrinaran públicamente a los aspirantes a la rectoría.      

Y mientras los autonomistas se cuecen en su propio hervor, Erasmo Návar mantenía en calma a la UJED, sin inconformidades detonantes, quizá no era del agrado de la mayoría de los universitarios, pero nadie arriesga su tranquilidad laboral por aventuras políticas inciertas y sin consenso.

Durante la Rectoría de Erasmo Návar se realizaron cinco elecciones para director de facultades, no hubo inconformidades que pudieran ser desestabilizadoras. Erasmo Návar tuvo la gran oportunidad de renunciar sin problemas, con la Universidad en calma, desaprovechó esta coyuntura.

A finales del mes de agosto se habla de la renuncia del rector y su paso a la Contraloría Mayor del Congreso. El rumor se extiende, dejaron pasar horas para subir un Tweet en el que negó que su renuncia se haya concretado, mientras circulaba otro que afirmaba  reunión con directores a quienes les había planteado su retiro.

El Proceso electoral por la rectoría continuaba, se decía que Reyes Escalera era apoyado por el Rector, se toma el central por la FEUD por no haber sido electos los representantes estudiantiles para elegir rector de manera transparente. Horas después circula la renuncia de Erasmo con fecha de finales de agosto, mal cálculo, dejó que su separación de la UJED tuviera tufo de presión, ahora será difícil que le den puesto prometido. O no.

Comenta con Facebook