MINUTO X MINUTO

WHITE LIES y su más reciente álbum “Friends”



Por: Ricardo Ramos Navarro / periodicovictoria@fuerzaerea.com
Facebook: Fuerza Aérea / Twitter: @fuerzaerea

En octubre del año que acaba de pasar, la banda británica WHITE LIES lanzó su cuarta producción discográfica de estudio “Friends”, que los ha embarcado por una extensa gira por distintas ciudades de Estados Unidos, México y Europa.
La banda estuvo ayer domingo en Seattle, el 14 de febrero tocarán en San Francisco, el 15 en Los Ángeles, el 17 en el Teatro Diana de Guadalajara, el 18 en el Plaza Condesa de la Ciudad de México, el 19 en el Cinema Río 70 de Monterrey, y de aquí se van a recorrer todo el Reino Unido a ciudades como Newcastle, Sheffield, Oxford, Cardiff, Leicester, Portsmouth, Hull (con un par de fechas), su natal Londres, Preston, Aberdeen, Edimburgo, Coventry, Keele y Norwich.
Posteriormente estarán en países como Holanda, Rusia, Israel, regresan al Reino Unido a Leeds, Liverpool y otra vez Londres, Italia, Dinamarca, Alemania y Austria, que los tendrá muy activos hasta mediados de agosto, más las fechas que se sigan acumulando y confirmando.
El trío integrado por Harry McVeigh (guitarra y voz), Charles Cave (bajo y coros), y Jack Lawrence-Brown (batería), se encargó de la producción de este nuevo álbum, el cual muestra un sonido post-punk alternativo un poco más ligero a lo que nos tienen acostumbrados, y con mucha luminosidad lírica, tal como lo muestra el primer track “Take It Out On Me”.
El uso de sintetizadores tiene mayor peso en esta nueva placa discográfica, y se combina muy bien con la base de bajo, batería y guitarra, y hacen que la grave voz de McVeigh y el sonido en general no sea tan obscuro, lo cual se puede percibir en rolas como “Morning in L.A.”, la extraordinaria “Hold Back Your Love”, que incluso tiene muchos tintes new wave, “Don’t Want To Feel It All”, así como “Is My Love Enough”.
“Summer Didn’t Change A Thing”, suena más orgánica, “Swing” tiene una notable influencia de Depeche Mode, “Come On” tiene esa obscuridad sónica que siempre ha estado presente en la banda, o como su disquera alguna vez los describió como un “indie silencioso bailable”, que luego cobra gran intensidad en la segunda mitad de la canción, y cierran con la reflexiva “Right Place” y la introspectiva “Don’t Fall”.
La discografía de WHITE LIES también está conformada por las producciones “To Lose My Life” (2009), “Ritual” (2011), y “Big TV” (2013), con las que han ido forjando una sólida carrera que este año cumple su primera década. Más que recomendable este nuevo disco “Friends” de los británicos, un álbum que definitivamente hay que disfrutar, bailar, cantar y compartir con los amigos.
Cambio y Fuera.

No Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.