Loading

Esteban, Leticia, Ricardo y Aispuro; redefiniendo, desde ahora, estrategias

sin censura

Conforme avanzan los primeros días de este naciente 2015, ya comienzan a manifestarse los movimientos tácticos y estratégicos de quienes aspiran a representar tanto al PRI como al PAN en la contienda constitucional de 2016.
Y es que no es para menos, el próximo año estará en disputa el control administrativo del estado de Durango, pero más que los 24 mil millones de pesos que se administran anualmente a través de programas tanto estatales como federales, lo que seduce a quienes se mantienen en la disputa por las candidaturas, es el poder político. Pero veamos como se están moviendo desde esta semana los actores.
1.- Ayer, por ejemplo, el alcalde Esteban Villegas Villarreal decidió oficializar lo que desde hace meses se sabía: no irá por una curul al Congreso federal. Se quedará a terminar su mandato como autoridad de la ciudad y desde ahí, disputar internamente la candidatura a gobernador del estado.
Indudablemente que tal decisión no es una ocurrencia. Es el resultado de sondeos sobre el estado de ánimo de la población capitalina la cual apenas comienza a medir y a pesar a Villegas Villarreal como administrador de la ciudad. Y es entendible, el alcalde capitalino tomó las riendas del municipio de la capital, en medio de un desorden y desfalco financiero.
Habrá que recordar las constantes protestas de los proveedores a quienes no se les pagó durante más de 18 meses. Esteban ha tenido que hacer malabares con el raquítico presupuesto y comenzar a cubrir, apenas a finales del año pasado, los pasivos que pertenecen a la pasada administración.
Otro de las grandes inconformidades de la población es el de los baches. La ciudad se veía destrozada y poco a poco la imagen de nuestras arterias se han ido mejorando, al margen de la construcción de obras de infraestructura deportiva y educativa, así como hidráulica.
Entonces, cuando apenas se comienzan a ver los resultados de esta administración, el retirarse para buscar un nuevo puesto de elección popular, pondría de nueva cuenta a la ciudadanía a la defensiva.
El reto, ahora que Esteban ha tomado tal decisión es: ¿Habrá los recursos económicos suficientes para hacer la obra que lo distinga y no pase como un alcalde que hizo lo mismo que los anteriores? De ser así, el alcalde habrá tomado una buena decisión. De lo contrario a lo más que podrá aspirar ya desde ahora es a ser el próximo presidente de la gran comisión del período 2016-2019.
2.- La senadora Leticia Herrera Ale, ha logrado hilvanar  una serie de actividades que le están permitiendo por su calidad de senadora y a través de la Fundación Chilchota, recorrer varios municipios importantes de la entidad, incluyendo la capital del estado y su estrategia es el de concentrarse en las elecciones 2015. Ser factor de la unidad que demandó el pasado domingo el gobernador Herrera Caldera, pero continuar reforzando las alianzas en donde se tomará la decisión: en la capital del país.
3.- Ricardo Pacheco, por su parte, estuvo trabajando de cerca con el gobernador Herrera Caldera en los programas de asistencia social invernal y con el alcalde Esteban Villegas, entregando cobijas en las colonias. Cierto, es el aspirante que menos presupuesto tiene para posicionarse a través de los medios comerciales pero está desdoblando una interesante estrategia de presencia a través de las redes sociales.
Indudablemente que Ricardo Pacheco tiene el apoyo incondicional del grupo Ismaelita, incluyendo al mismo senador y su trabajo lo está alternado con el de la cámara ya que pase de entrada a la gran final de enero de 2016 será Manlio Fabio Beltrones y la clara influencia que tiene el sonorense con el presidente Enrique Peña Nieto.
4.- Finalmente José Aispuro Torres. El Güero Aispuro es quien continúa adelante en las encuestas ciudadanas. El ahora senador de la República por el PAN, ya logró el compromiso de la dirigencia nacional para ir solo por la candidatura el año que entra, de ahí que con toda la tranquilidad del mundo continúa semana tras semana, sus recorridos por el interior del estado, así como su trabajo de fortalecer alianzas con el equipo de Enrique Peña Nieto.
Resultará un tanto extraño, pero la decisión de que el ahora panista se inscriba o no en la contienda constitucional de 2016, depende de las garantía que triunfo que le pueda dar el presidente Peña Nieto, con quien ha logrado cultivar una sólida amistad. ¿Curioso no?

Comenta con Facebook