MINUTO X MINUTO

Faltantes del SNA


La corrupción, y sus consecuencias, es el tema en boga de los políticos mexicanos y por ende el tema más recurrente en los medios de comunicación.
Con esto en mente vale la pena escribir acerca de lo que está haciendo el gobierno federal para tratar de combatir la corrupción, la cuál anualmente representa un daño equivalente al 10% del PIB, de acuerdo a la OEA.
Esta semana se instaló –formalmente- el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), con un Comité Coordinador, integrado por distintas dependencias federales y un Comité de Participación Ciudadana. El SNA, de acuerdo a las autoridades, será el sistema que limpiará a México de todos los corruptos.
Creo que no me equivoco al escribir que la gran mayoría de ustedes ha escuchado del Sistema Nacional Anticorrupción, sin embargo por una comunicación deficiente -por parte de gobierno federal- todos entendemos cosas diferentes del SNA, según el ángulo desde el que lo veamos.
Por ello, trataré de aportar mi granito de arena para desmenuzar, y hacer un poco más entendible lo que el gobierno nos ha tratado de notificar.
Todo comenzó a principios del 2012 cuando el entonces candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, ofreció combatir la corrupción en el país. Así, fue como nació la idea del Sistema Nacional Anticorrupción. Después, nuestros talentosos legisladores discutieron, analizaron y revisaron este nuevo sistema, el cuál decidieron que entrará en vigor hasta el 19 de julio de este año.
El sistema quedó conformado por el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), la Auditoria Superior de la Federación (ASF), el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), la Secretaría de la Función Pública (SFP) y el Comité de Participación Ciudadana.
Pero, ¿tiene algo novedoso este Sistema Nacional Anticorrupción? La verdad no. Lo único novedoso es que el comité que preside el sistema está integrado por siete ciudadanos (especialistas en la materia, liderados por Jacqueline Peschard) que tratarán de coordinador las acciones de los entes públicos.
Aún falta por designar al fiscal anticorrupción, nombramiento que está en el Senado de la República y que después de la Semana Santa, los senadores designarán, según lo dijeron. A pesar de que no hay nombramiento todavía siguen sin estar claras las atribuciones e independencia de éste. Los legisladores no han logrado comprender que se necesita una nueva ley orgánica de la PGR donde se regule a la fiscalía general de la nación, para poder entonces conferir a esta nueva fiscalía anticorrupción atribuciones acordes a la importante función que deberá desempeñar en beneficio de la sociedad.
También falta nombrar a 18 magistrados en el TFJA, 3 que integrarán la tercera sección que prevé la constitución y 15 que integrarán 5 salas regionales.
Falta que las 32 entidades federativas del país creen en base a la Ley General que emitió el Congreso de la Unión su sistema local anticorrupción.

Muchos faltantes

Los servidores públicos que nos presumen mucho el nuevo SNA se les ha olvido mencionarnos que de todos los que integran el comité -que se instaló el pasado martes 4 de abril- en 2 años ya no estarán en sus cargos.
Este mes se va la Presidenta del INAI; en noviembre se va el titular de la ASF; no hay Fiscal, pero se iría en noviembre del año entrante al igual que la titular de SFP; y la Presidenta del Comité de Participación Ciudadana durará un año en el cargo. El único que seguirá en el cargo es el Presidente del TFJA, Magistrado Carlos Chaurand.
Con esto en mente, ¿cómo va a existir continuidad en las tareas y responsabilidades? Porque seamos francos, los que lleguen al puesto van a querer reinventar cosas; hacerlo a su manera. Algo está mal en la concepción del sistema.
Además, yo me cuestiono: quién y cómo se sancionaría a los responsables de aplicar el SNA si incumplen o corrompen su función, porque si se ha confiado en ellos para esta alta responsabilidad, si vulneran la confianza al defraudarnos como sociedad debiera dar lugar a un castigo ejemplar que inhiba que desde el corazón del propio SNA se vulnere a éste.
Esperemos funcione porque México lo necesita urgentemente y ojalá no sea solo un elefante blanco que busque venganzas personales o persecuciones políticas.

Por cierto:
1. La SAGARPA informó que la exportación de aguacate “Hecho en México” aumentó durante el mes de enero 24.4 por ciento, en relación a lo reportado al mismo mes del año previo.
2. Edgar Veytia, ex procurador de Nayarit, se declara inocente ante una corte en Estados Unidos… Ajá…

Conductor en Noticias MVS
FB: Juan Manuel Jiménez
@juanmapregunta

(1) Comment

  1. Vanessa G

    Wow!! Impresionante análisis del tema. Si antes intuía que este proyecto no va para ningún lado, ahora estoy segura. Qué pena que no logremos tener funcionarios honestos que velen a "capa y espada" por los intereses de la nación. Qué pena que un problema tan grave como la corrupción en el país, se tome como pretexto para vendetas políticas, y no vean el gran problema que en realidad es. Más que nunca veo la necesidad obligatoria de un cambio "de raíz" en México, pero veo también que a los ciudadanos no les importa el tema. Es como si estuviéramos dormidos, sabiendo que es una pesadilla, pero nos negáramos a despertar... Qué pena...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.