MINUTO X MINUTO

De fiscal carnal a fiscal carnívoro


Me dicen que el jueves de la semana pasada tomó la decisión y se la informó al presidente Enrique Peña. Que el viernes citó a los fiscales a su cargo y ensayó con ellos los juicios orales en los casos más relevantes: Odebrecht y los ex gobernadores presos. Y que dejó todo listo para dar la sorpresa el lunes.
Ya varias veces me habían dicho que Raúl Cervantes estaba harto, con ganas de tirar la toalla. No me la creí. Es raro ver ejemplares en la función gubernamental que no sean capaces de resistir a todo, a lo que sea, con tal de seguir en un puesto de poder.
Pero sucedió. Cuando escucharon el penúltimo párrafo de su intervención, los senadores se quedaron como en estado de choque. El Procurador les aventaba la renuncia en la cara y aprovechaba para lanzar una crítica inusual en alguien en esa posición y más inusual aún en alguien que se va:
De #FiscalCarnal pasó a #FiscalCarnívoro:
Primero les fustigó que ante tantos cuestionamientos de que era cómplice, había metido a la cárcel a los que se creían impunes: gobernadores corruptos, alcaldes huachicoleros, del PRI y de todos los partidos.
Segundo, le dejó a su sucesor una granada política en el escritorio, para que decida si la lanza o deja que le explote en las manos: anunció que el caso Odebrecht está concluido. En síntesis, que no hay pretexto para no proceder. Algunas fuentes me han dicho que la investigación apunta contra los que ya se sospecha del PRI y contra algunas sorpresas: al parecer el brazo corruptor de Odebrecht alcanzó también al PAN y al PRD a nivel estatal.
Tercero, les soltó que se iba porque ya no quería que usaran su nombre como argumento para frenar las nuevas leyes que requieren la PGR y las procuradurías locales frente al nuevo sistema de justicia penal. Éstas empiezan a discutirse hoy en la Cámara de Diputados y se preveía que se empantanaran por el debate del No al pase automático, el No al #FiscalCarnal. En diez días, adelantó, se presentará un estudio en el que convergieron la UNAM, el CIDE y el Inacipe. Se prevé que radiografiará el tamaño de la crisis en la procuración de justicia en todo el país.
El Frente puede festejar la caída del procurador. A la velocidad de un Ferrari, no sólo impidieron que se volviera Fiscal sino que lo inhabilitaron hasta tumbarlo de la silla. Pero esa victoria se puede convertir en derrota si guardan el puesto para dárselo a algún cercano suyo. Veremos.
SACIAMORBOS. 1.— Antes de irse dejó rentadas oficinas —un edificio en Insurgentes— para la PGR, cuya sede en Paseo de la Reforma quedó inútil por el terremoto. Aparentemente, él ni al Senado regresa.
2.— Una errata. Ayer los puse al revés. El dueño de Atún Dolores (Pinsa) es “Leovi” Carranza y el de Tuny (Grupo Mar) es Antonio Suárez.

historiasreportero@gmail.com