MINUTO X MINUTO

Fiscal: ¿Cuáles son los indicadores de desarrollo policial?


Señora Fiscal, ahora que ha asumido la Fiscalía General, es importante que dé a conocer a la sociedad, cuáles son los indicadores de desarrollo de los policías con que contamos en la Policía Investigadora de Delitos (PID), su tránsito hasta ahora al frente de la Fiscalía hasta su promoción, ha sido demasiado pasiva y sólo se dedicó a dejar pasar, a dejar ser a un cuerpo policiaco que carga una cuota alta de quejas de parte de la sociedad y sin embargo, no se conocen los correctivos, su suplencia por fuerza mayor, al Fiscal Ramón Guzmán Benavente, no ha sido nada gratificante para la sociedad en general, quizás si para la delincuencia, los delitos esclarecidos son pocos, nada relevantes, indican un rendimiento pobre en una tarea tan delicada que tiene la corporación. Inicia su gestión con bajas calificaciones y pocos méritos.
Es fundamental el papel que la policía juega en la seguridad pública y en la cadena de la procuración y administración de justicia que se requiere urgentemente recomponer. El 13 de noviembre, Causa en Común presentó un reporte que debiera servir para tomar decisiones en la política respecto a la policía.
El programa de desarrollo policial establecido en 2008 comprende reglas y procesos resumidos en cinco ejes: carrera policial, profesionalización, régimen disciplinario, seguridad social y certificación. El Índice de Desarrollo Policial (Indepol) presentado por Causa en Común evalúa si las policías federal y estatal fueron capaces de demostrar la adopción de los requisitos que marca la ley. A partir de ello valoran el estado de las policías. Los resultados no son alentadores. Ni la policía federal ni las estatales han sido capaces de cumplir a cabalidad con los requisitos que marca la ley. Las 33 policías juntas obtienen un puntaje promedio de -41 lo que quiere decir que a 8 años de emitida la ley les falta completar 59 puntos para cumplir con lo que exige la ley. Como era de suponerse, la Policía Federal es una de las mejor calificadas y se encuentra muy por encima de la media pues con un puntaje de -26, logra 74 puntos de los 100 necesarios para completar los requisitos de ley. El estudio está acompañado de una encuesta a nivel nacional. Aquí algunos de los hallazgos más significativos:
1. Sólo 26% de los policías consideran que el proceso de ascenso es transparente; 61% no conocen el procedimiento para ascender; el 58% piensa que los ascensos se dan por “recomendaciones” y; el 66% nunca ha recibido un ascenso.
2. Sólo 18% de los policías cuentan con grado de licenciatura mientras que el 61% alcanza el nivel bachillerato. El 40% identifica a los sospechosos por su vestimenta, apariencia física o aspecto.
3. Régimen disciplinario. La mitad de los policías consideran que el llamado “control de confianza” ha servido para dar de baja a “buenos elementos” y 43% para dar de baja a “malos elementos”. Además, el 39% considera que existe corrupción en su corporación y que ésta se concentra en los mandos medios y altos.
4. La seguridad social de los policías es precaria. Reciben las prestaciones de ley como el aguinaldo o prima vacacional, pero el 45% dice que al retirarse de la labor policial no contaría con un “seguro de retiro”, el 65% dice no tener acceso al crédito a la vivienda, el 43% atención médica y el 87% defensa legal en caso de ser acusado. En contraste, 42% dice tener que costearse sus propias botas, 38% sus uniformes y 42% el celular que necesitan utilizar en el trabajo.
5. Certificación para todos los policías. 38% de los policías considera que “falta capacitación” y 71% piensan que la acción más eficiente para combatir la inseguridad sería precisamente mayor y mejor capacitación. Esta falta de capacitación no implica que pierda sentido en aquellos estados en los que sí existe la certificación.
El 80% de ellos sus salarios son bajos; que están conscientes de que el 62% de la población no les tiene confianza y el 68% se sienten discriminados. La policía además de ser el primer contacto de la población en materia de seguridad, es pieza clave en la prevención e investigación de los delitos de alto impacto: asesinatos, secuestros, extorsiones y robos. En una entidad como Durango, requerimos de una policía calificada, ya se perdió más de un año de esta administración y se deben redoblar esfuerzos para capacitar y depurar la policía. Este es un llamado urgente de la sociedad en general, consideramos que su mejoría arrastraría de manera positiva para que la propia policía estatal y municipal se pongan las pilas, se renueven y preparen mejor.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres