MINUTO X MINUTO

Frente opositor va contra AMLO, no contra el PRI


Por más esfuerzos que hago, no me puedo imaginar como aliados a nivel nacional al PAN y al PRD como son los deseos de sus dirigentes, y si se llevara a cabo, precipitaría la salida de miles de perredistas y se irían corriendo a MORENA en donde los recibiría con los brazos abiertos AMLO.
La alternancia no sería la justificación, pues el PAN ya fue gobierno y no dejó buen sabor de boca entre los ciudadanos, Vicente Fox no estuvo a la altura de las expectativas y Calderón no es gratamente recordado por el cementerio en que convirtió al país su sangriento sexenio.
El PRD aliado con su ancestral enemigo el PAN, daría muy mal mensaje de incongruencia y de carecer de principios ideológicos que le dieron origen, pues sería el aviso o confirmación, que en las cúpulas son sólo mercaderes en busca de ganancia electoral sin compromiso ni discurso con la gente. Sería su inmolación histórica.
Más allá de los interesados en esa alianza, sería muy mal vista por la sociedad apartidista, el PRD aliado con su ancestral enemigo, aliarse con el partido que en el 2006 le robó la elección a Andrés Manuel López Obrador y al PRD, es una vergonzante alianza con su verdugo, despojo de esos comicios que está por demás acreditado.
Es una lástima que cuando nos referimos a las campañas políticas en México, es remitirnos siempre a la imagen de fraude, compra de votos, abuso de los medios masivos nacionales, quebranto o burla de las leyes electorales y uso de títeres como consejeros electorales, que nunca ven nada y para ellos todo está perfecto.
Ésa es la razón por lo que la gente no cree en las elecciones y no acude a votar, no tiene confianza que su voto vaya a valer. Eso es lo que pasó particularmente en el Estado de México, que sólo acudió a las urnas un 51% de la población. Y a eso le agregamos la campaña del miedo muy bien orquestada que cundió días antes.
Ya para que el PAN busque alianza es porque en verdad están urgidos y desesperados, saben muy bien que solos no les alcanza y al PRI ahora más que nunca le urge ir en alianza para salir del tercer lugar en el que se encuentra actualmente, pero el Partido Verde se le anda rajando y está coqueteando con la alianza PAN-PRD que va contracorriente con sus correligionarios respectivos. No acaba de convencer a las bases.
Por eso el propósito del PAN de ir en alianza con el PRD, no es cierto que van contra el PRI, pues este partido está en un tercer lugar y su desventaja es muy notoria, basta revisar el rechazo al gobierno federal que nos reportan las encuestas, un 80% de los mexicanos lo desaprueba. El enemigo a vencer es AMLO como candidato, lo dicen todas las encuestas que se hacen de candidato a candidato.
La alianza sería, de llevarse a cabo, con todos los riesgos de fisurarse principalmente el PRD y algo el PAN, al perder votos de simpatizantes, pues es una manera de admitir su debilidad y su miedo a no ganar solo. En los estados sí estaba justificada esa alianza, porque se buscaba terminar con el continuismo del PRI en aquellas entidades que nunca habíamos vivido la alternancia. Darle la oportunidad a otros partidos, pero a nivel nacional está dicho que ya se dio.
En el PRI traemos una rebelión desatada, se está pidiendo la cabeza de Enrique Ochoa y se le regatea al presidente Enrique Peña el derecho a dejar sucesor, en el PAN están divididos entre Ricardo Anaya y la consorte de Felipe Calderón. En el PRD está a punto de sufrir una sangría importante si persiste en la alianza con el PAN, Los Chuchos en decadencia. En MORENA no hay debate porque ahí la voz cantante es la de su fundador Andrés Manuel López Obrador.
Por eso el PRI no ve con malos ojos la alianza opositora, pues en el peor de sus escenarios, prefiere entregar la estafeta al PAN que a MORENA, ya lo hizo en el 2006, porque el blanquiazul le garantizaría la continuidad de las reformas, obras y programas que juntos signaron en el Pacto por México. Ése pacto fue firmado con sangre. Inconcebible pero cierto, el PRI le ayudó a ganar al PAN y el PAN también le ayudo al PRI a ganar en 1988 Y se puede repetir. No lo descarte.