Loading

Quién gano y quién perdió en el encuentro IP-Alcalde

Finalmente ayer se registró el esperado acuerdo entre los liderazgos del empresariado del municipio de la capital y el alcalde José Ramón Enríquez Herrera. Las tres partes necesitaban este acontecimiento: el presidente municipal, los empresarios y la población duranguense. Dicho de otra manera: autoridad, economía y sociedad. De ese tamaño es la importancia de este reencuentro. Por ello, es necesario ubicar los elementos que estuvieron presentes ayer en este acontecimiento.
1.- La intervención del gobernador en el conflicto fue determinante, particularmente porque se puso de lado de los empresarios. Situación distinta habría sido si hubiera apoyado al presidente municipal.
• Lo había subrayado el pasado martes el mandatario estatal José Aispuro Torres: “…hoy lo que Durango requiere es eso, respeto. La sociedad quiere ver a los políticos no en la confrontación; los quiere ver dando respuestas a las demandas de la sociedad…”.
2.- Salió a relucir la inteligencia del alcalde para contener la crisis.
En nuestra anterior entrega en este mismo espacio, cuestionábamos el silencio sospechoso del Doctor Enríquez ante la avalancha de criticas, no sólo de los empresarios, también del mandatario estatal. También nos preguntábamos cuál sería la reacción del edil capitalino ante este escenario de crisis en su gobierno.
La respuesta fue inteligente: enviar un mensaje de humildad y aceptar la propuesta, como servidor público, de encontrarse en el Auditorio Universitario. ¿Cuánto le costó a José Ramón Enríquez Herrera tomar esta decisión? Ufff, no sabemos cuánto, pero muchísimo. Es un personaje cuya filosofía es triunfar en todo y contra todo; ésta ha sido la columna vertebral de su estilo de vida y de su liderazgo que lo ha llevado hasta donde se encuentra ahora. De ahí el significado del encuentro de ayer las instalaciones del edificio central de la UJED.
3.- El Alcalde llegó puntual, enfundado en un traje azul, uno de los colores que da formalidad a la ocasión, camisa blanca y corbata roja, cuyo uno de tantos significados es el poder. Todos estos elementos no verbales acompañaron al alcalde de la ciudad al primer encuentro con los representantes del capital en esta ciudad.
Claro, su rostro reflejaba incomodidad, presión y mesura. El momento lo exigía; era necesario sofocar la crisis y poner las bases para reconstruir la relación con uno de los sectores más importantes de la entidad.
4.- Los acuerdos puestos en la primera mesa de diálogo, dependen de las dos partes, pero el primer paso ya se dio: abrir el diálogo y fijar agenda.
Pero ¿Que es lo que consigue el presidente municipal con su asistencia a la convocatoria del empresariado durangueño? Porque no sólo los empresarios ganaron.
5.- El gobernador Aispuro anunció en su duro mensaje del martes, entre otras cosas lo siguiente:
“…Hablaré con las autoridades que sean necesarias para buscar y encontrar los puntos de equilibrio y que realmente nos conduzcamos con esa mesura y ese respeto…”
Al buscarle el significado, se lo encontramos.
El mandatario estatal, responsable ante la dirigencia nacional de su partido, el PAN, y en particular ante Ricardo Anaya, de sacar la elección presidencial del primero de julio, podría haber acudido a esas instancias para exigir la sustitución de José Ramón Enríquez como candidato al Senado de la República, argumentando la crisis ante el sector empresarial de la entidad, argumento suficiente para darlo de baja. Ese es el significado de “hablaré con las autoridades que sean necesarias para buscar los puntos de equilibrio…”
¿Qué autoridades pueden someter a José Ramón, si su razonamiento siempre ha sido el representar a un gobierno autónomo y soberano? Pues la autoridad que le dio la candidatura al Senado y que se llama Ricardo Anaya.
Entonces, estamos ante un alcalde que sabe leer entre líneas y por ello, contra su estilo y su agenda, resolvió asistir y encontrarse durante cerca de 40 minutos con los hombres de negocios de la capital.
Sobre los acuerdos que se pusieron sobre la mesa, por lo pronto, quedarán de lado. José Ramón Está por abandonar la presidencia municipal y dejar al hijo de Francisco Herrera Deras en su lugar y será éste, quien en adelante, se de a la tarea de hacer frente a los compromisos que, verbalmente, hizo el Doctor Enríquez.
Como concluiremos, en esta crisis todos los actores que participaron en esta crisis, salieron ganando. Todos.

Comenta con Facebook