Loading

García Carranza hilvana un bloque de unidad por la rectoría

Al interior de la Universidad Juárez ha trascendido la conformación de un bloque de unidad por la rectoría. Este frente sería encabezado por Enrique García Carranza, quien ha invitado a sumarse a todos los aspirantes para construir un proyecto común que le dé estabilidad a la casa de estudios y no incertidumbre ante la existencia de tanto pretendiente a la silla rectorial.

Según los informadores que recaban noticias desde las bancas cercanas al despacho de Erasmo, cuentan que han visto reunirse a García Carranza con todos los aspirantes a la rectoría, quienes han visto con buenos ojos la idea de ese bloque de unidad, con el cual todos tendrán cabida en el juego político y quehacer institucional de la Universidad Juárez. Igualmente aseguran que el único que rechazó la invitación a sumarse a este bloque es Jorge Cisneros porque él se siente con la seguridad de ganar la rectoría.

La idea de este bloque es evitar que pueda estallar un movimiento político similar al de 1986 cuando pulularon candidatos a la rectoría y se presentó una disputa de facciones que llevaron a paralizar a la institución, por ello es que han visto con buenos ojos la propuesta de García Carranza y más porque pondera la máxima de “en la Universidad cabemos todos”.

Este trascendido tiene lógica, dado que Enrique García Carranza cuenta con relaciones políticas de alto nivel dentro y fuera de la Universidad, basta con recordar que cuando fue director de la Facultad de Derecho, su secretario Administrativo era Luis Tomás Castro; su secretaria Académica la actual magistrada Emma Garibay, quien era auxiliada por Esteban Calderón Rosas, a quien García Carranza le encomendó la actualización del plan de estudios de la licenciatura en Derecho. Su jefe de la División de Estudios de Posgrado fue Hugo Rosales Badillo y fue él quien invitó a dar clases a Raúl Montoya Zamora, hoy prominente investigador jurídico.

García Carranza fue alumno de José Rosas Aispuro Torres en el Posgrado de Derecho y durante su periodo como director de la Facultad de Derecho, le tocó transitar con buen trato con Rubén Calderón Luján, cuando éste se desempeñaba como rector de la UJED, pero no le tocó tomar partido en el golpe de estado de 2010 porque para ese entonces fungía como magistrado del Tribunal Superior de Justicia.

Bajo esta idea, se supone que Enrique García pretende hilvanar un bloque de unidad en donde todos los aspirantes aporten su talento en la consolidación de la Universidad, que Manuel Murillo aporte su experiencia en la planeación académica; Manuel Gutiérrez su pericia en la administración y burocracia universitaria; Leal Maturino en el deporte; Jesús Soto su presencia sindical y Rubén Solís su ascendencia con los grupos ideológicos de izquierda.

Con este bloque se haría frente a los intereses sectarios de los directores de las unidades académicas de Gómez Palacio y además, se evitaría el desgaste de la recabación de firmas de concejales universitarios para el respaldo de las candidaturas a rector, ya que de acuerdo al Reglamento de Elecciones, éstas no pueden ser repetidas y además son un número considerable del padrón de votantes.

Como podemos apreciar, no queda más que estar a la expectativa para ver si logra caminar el bloque de unidad por la rectoría o persisten en un proceso electoral con una boleta variopinta.

Comenta con Facebook