MINUTO X MINUTO

Gonzalo, operador de alianza, Morena-PT…


Los muchos detractores del exalcalde capitalino y exsenador de la República Gonzalo Yáñez ya se frotaban las manos ante lo que parecía un panorama incierto del popular “Tirantes”, pero la astucia zorruna del político avecindado en la entidad se impuso una vez más.
Varios meses atrás, en este mismo espacio, en varias ocasiones dábamos cuenta de la relación cercana de Gonzalo con el dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador; sin  pertenecer al mismo partido la confianza y comunicación entre ambos es mucha, a grado tal que tras bambalinas  López obrador y Gonzalo con mucho tiempo operaron el acuerdo nacional de alianza Morena-PT.
Con la anuencia del dueño formal del PT, Alberto Anaya  -compadre de Gonzalo-  se negoció los términos y condiciones de dicha alianza; puso en la mesa del tabasqueño una visión de las condiciones políticas del estado; le proporcionó a López Obrador una radiografía de las cualidades de algunos de los aspirantes a ocupar espacios de dirigencia y de representación popular enfundados en los colores de Morena.
Así se fraguó el deslinde del ahora perredista Juan Cruz y de Carlos Medina a quienes rechazaron por actos de corrupción.
Sin que muchos morenistas lo percibieran, López Obrador con injerencia de Gonzalo jugó sus fichas, quitó y puso dirigentes de Morena en Durango, de acuerdo a las necesidades y los tiempos. Gonzalo tenía mucho que ver en dichos cambios.
Durante sus visitas a la entidad, el primero que aparecía en el aeropuerto como comisión de cortesía era Gonzalo, viajaba en el mismo vehículo de virtual candidato presidencial.
A bordo de dicha unidad fluían los acuerdos fast-track, que López Obrador se llevaba agendados.
Posteriormente son operados por el equipo cercano del señor López.
Esa es la cercanía y comunicación de Gonzalo y el tabasqueño, aunque a muchos no les guste.
Es obvio que las aspiraciones de Gonzalo van más allá, le apuesta a una candidatura a senador plurinominal o mínimo diputado federal por la alianza.
Si la elección presidencial fuera a favor del dueño de Morena, muchas cosas podrían pasar en el futuro del “Tirantes”… al tiempo.
En ese mismo grupo de militantes petistas se incluye al excandidato a gobernador por el partido aurigrana en el Estado de México, Óscar González Yáñez, hermano carnal  de Gonzalo.
Como dato, basta recordar que el PT declinó a favor de la candidata de Morena.
Después vino el anuncio oficial de la alianza y el “castigo”, del gobierno sacándole los “trapitos”, al sol por la carretada de millones de pesos que miembros de la familia de Alberto Anaya y unos cuantos privilegiados Cadis y Cendis, gastaron en propiedades inmobiliarias; vehículos de lujo, viajes, etc.
Entre ellos se señala a Gonzalo y la excandidata del PT a la alcaldía Mari Páez, la señora dispuso de carretadas de dinero público.
¿Lapsus o destape?
Durante un evento oficial con integrantes del servicio exterior, el canciller Luis Videgaray, con una serie de adjetivos se pronunció a favor del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien puntea por el PRI en la carrera presidencial.
La respuesta fue tajante  del principal inquilino de Los Pinos, Enrique Peña Nieto, quien en un evento con miembros de la Armada de México, en La Paz, Baja California, lanzó un SOS, dijo que aunque “algunos despistados quieran cambiar los tiempos y las reglas, será el PRI el que se pronuncie a favor de quien garantice la unidad y el triunfo del candidato del partido”.
Seguramente para quienes desean agarrar ventaja es un llamado de atención.

Correo electrónico: vista_politicastro@yahoo.com.mx