Loading

Gonzalo Yáñez paga sus culpas…

E

n los tiempos de la cuarta transformación se pueden tolerar algunos pecados, pero menos el mal uso de los recursos públicos, lo cual es un atentado a la política anticorrupción del presidente López Obrador.

A pesar de que el senador del PT Gonzalo Yáñez llegó a la cámara con expectativas de ser uno de los mejores legisladores de la presente bancada, su trayectoria y capacidad legislativa ha sido borrada de un plumazo para que sirva de escarmiento a aquellos políticos que no cumplieron con los compromisos de honestidad y manejo pulcro del dinero público.

Fuentes fidedignas dicen que el ostracismo político de Gonzalo no es por falta de capacidad porque es uno de los legisladores con mayor oficio político y capacidad legislativa; la revancha en contra del senador duranguense viene desde arriba del poder presidencial por el caso de los Cadis que no ha sido justificado en qué se gastó esa millonada.

El fuero de Gonzalo le permite vivir con tranquilidad, pero lo más triste es que el legislador duranguense no tiene ya la misma cercanía con el presidente de la república AMLO quien sabe y conoce que el dinero destinado a los CADIS se desapareció y algunos gobiernos como el de Nuevo León, Chihuahua y Durango tuvieron que salir a flote para liquidar las cuentas de maestros y proveedores.

La prensa nacional ha dado a conocer que son contados los militantes del PT que se han beneficiado de los recursos federales destinados a dichas instituciones.

Alberto Anaya, su esposa y Gonzalo Yáñez aparecen en la prensa como los principales beneficiarios de los recursos públicos destinados a dichas instituciones.

El tropiezo legislativo de Gonzalo en tiempos de la cuarta transformación a quienes no conocen el fondo del asunto les parece incomprensible pues Gonzalo Yáñez hizo todo lo posible para ganar la simpatía y el respeto de Andrés Manuel López Obrador ya que fue su colaborador más cercano.

Durante la campaña Gonzalo Yáñez demostró capacidad y oficio político para ganarse la simpatía de quien ahora dirige los destinos del país, pero el asunto de los CADIS dibujó de cuerpo entero la verdadera ambición de un excelente líder popular.

Entre los mismos legisladores de los partidos de oposición a las fracciones legislativas de Morena han pedido que se investigue a fondo el asunto de los Cadis pues es dinero público y tiene que quedar constancia que la corrupción será desterrada del sexenio, luego el presidente ha dicho que no se permitirán actos indebidos ni para los miembros de su familia.

Lo cierto es que Gonzalo Yáñez no aparece por ningún lado para aclarar las especulaciones en su contra donde aparece también como principal operadora de los recursos económicos  Mary Páez.

La triste historia de “El Tirantes” como representante de Durango está echada al viento, pues mientras no haya una aclaración hay la indicación de no darle entrada a los asuntos torales que se ventilan en la Cámara de Senadores y permanece relegado en comisiones donde no hay mucho que hacer y menos para el estado que representa, en este caso Durango.

Al principio de los trabajos legislativos del Senado de la República se pensó que Gonzalo sería la llave para destrabar asuntos importantes para el estado, lo cual no es así y tal parece el mismo legislador lo entiende como uno de sus grandes pecados el haber sido ambicioso.

Falta de profesionalismo e incapacidad legislativa aflora en el Congreso…

La comparecencia de los secretarios del Gobierno que encabeza José Aispuro Torres ha tenido importancia por los temas que se han tratado empero la capacidad legislativa y el conocimiento de la mayoría de los diputados ha sido un obstáculo pues no han sabido aprovechar su tiempo para hacer preguntas de interés general del estado que guarda la administración pública.

Parecía que la llegada de Esteban Villegas a la presidencia de la JUCOPO daría mayor prestigio y profesionalización del órgano legislativo, lo cual no ha sido así pues el nuevo mandamás en el Congreso anda más preocupado por ver a quién corre para sanar viejas heridas.

Se espera que el segundo bloque de funcionarios sea aprovechado por los legisladores para hacer preguntas de mayor contenido y no tomen la presencia de los funcionarios como una charla de café que a nadie interesa.

Comenta con Facebook