Loading

Guardia Nacional se topa con piedras…

Mientras a paso de tortuga van implementándose los programas sociales, los que supuestamente, vendrán a satisfacer todas las demandas sociales, terminan por cumplir su propósito, los duranguenses nos preparamos para festejar el 456 Aniversario de la fundación de la ciudad de Durango. Eso sucede, mientras tanto, no ha sido designado al Superdelegado Federal, lo que consecuentemente, retrasa más, el cumplimiento de tales programas.

La nota de todos los medios que dominó la semana pasada, es la rebelión de los miembros de la Policía Federal, un problema que refleja por una parte, cómo la destrucción gradual que ha implantado el nuevo gobierno afectando severamente a las instituciones, y por la otra, es que destruye las bases con las que debería construir.

La Guardia Nacional se ha enfrentado a diversos tropiezos, primero la carencia de pericia para informar y convencer a los miembros de la Policía Federal para que se unieran a la Guardia Nacional, y segundo, la soberbia con que se les ha tratado, acusándolos de incapaces, corruptos, inexpertos e indisciplinados, esto en la propia voz del Presidente y del mismo Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, ¿Qué esperaban? Los ataques los han venido recibiendo desde que el presidente López Obrador estaba en campaña.   

Las demandas son laborales, organizativas y principalmente, la mayoría desean recibir su indemnización conforme a la ley, pues no desean estar bajo el mando militar, pero sobre todo, no quieren perder los derechos laborales con los que gozaban.

El ofrecimiento a ser reubicados a otras dependencias federales como al Servicio de Protección Federal o el Instituto Nacional de Migración, no les satisface, porque no percibirán el mismo sueldo, y además, porque no tienen ninguna garantía de permanecer a uno u otra, ya que los despidos o ajustes de plazas de están dando cada día.

Además, por otra parte, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ha presentado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, varias controversias constitucionales a las leyes secundarias de la Guardia Nacional, las cuales, no fueron rechazadas por la Corte que les dio entrada, por tanto, habrá que esperar su decisión.

Debemos reflexionar también, sobre los riegos que implica contar con policías inconformes, los cuales son de varia índole y ninguno de ellos es nada halagador, mencionar cada uno, sería necesario varios artículos,  y tampoco, debemos olvidar, ¿Cómo se integró el tremendo cártel denominado los zetas?, todos ellos surgidos del propio Ejército, grupo del que aún quedan células dispersas por el país.

Esto es causa de la improvisación y la prisa con que se desea implantar la 4ª Transformación, que destruye para reconstruir, el presidente AMLO tiene prisa, pero carece de operadores experimentados y no sabemos cuántas otras tantas ideas desea impulsar, el caso es que las que ahora transitan, en todas ellas, han conllevado la torpeza con que inician, la carencia de experiencia del gabinete que cuando aparece, solo manifiesta sus errores y el maltrato a sus empleados y servidores, pero también, la falta de respeto a sus clientes que somos todos los mexicanos.

De esta forma observamos que en el proceso de destrucción para la llamada transformación, hasta ahora, son más los tropiezos que los avances y esperamos equivocarnos. Indudablemente que existen problemas urgentes sin resolver: la inseguridad a la cual parece que la idea para abatirla no ha iniciado; la corrupción, sigue vivita y colendo a pesar de los discursos mañaneros, en donde se repite lo mismo y los culpables son los de atrás; además, la impunidad, ¿Dónde los resultados?

Entre lo que esta administración ha destruido es: el Aeropuerto Internacional que estaba en construcción; el estado mayor presidencial, la reformas: educativa, energética, sistema federal de salarios, las delegaciones federales y, las estancias infantiles, entre otros.

De todas formas, y sin ir más lejos, los duranguenses ya hemos padecido este proceso de desmantelamiento, ojala, el tiempo, que es madre de la razón haga recapacitar al Presidente y reconsidere ciertas decisiones y se retome el camino para bien de los duranguenses y de los  mexicanos que no acabamos de entender el por qué, de la destrucción, porque la reconstrucción no aparece; parece que al destruir las estructuras no saben qué hacer con los pedazos.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook