Loading

Guerrero Mier precursor de la Conago 1ª de 2 partes

Tras la derrota presidencial del PRI, en el año 2000, los gobernadores de extracción priista vivieron lo que nunca antes habían experimentado. Después de setenta y un años continuos en el poder los invadió, seguramente, un sentimiento de orfandad por un presidente de la República propio, emanado de su mismo partido político.

Con ello, la incertidumbre inédita que flotaba en el ambiente, producto del vacío de comunicación entre veinticuatro mandatarios estatales surgidos del tricolor, junto a la necesidad de darle peso a su liderazgo político en sus respectivas entidades federativas.

Era evidente la débil interlocución del presidente Vicente Fox con el Congreso de la Unión, su escasa habilidad para la negociación política con todas las fuerzas y su arrogancia y frivolidad para ejercer el poder. Todo lo anterior detonó un lógico instinto político de reagruparse a través de un foro o frente de gobernadores priistas ante un impredecible, todavía, Gobierno federal panista.

Así nació, después de innumerables reuniones previas, primero de un puñado de pioneros gobernadores que fueron seguidas por consultas con las dirigencias partidarias y consensos con el resto de sus homólogos, la Conferencia Nacional de Gobernadores, mejor conocida como la Conago.

ANTECEDENTES

La Conago fue una consecuencia natural porque transcurrían los meses del nuevo Gobierno federal y no había resultados. A principios de enero de 2001 el propio Presidente creo un cuerpo técnico coordinador de acciones y propuestas para analizar con los gobernadores de los estados los programas de desarrollo social y económico, pero obtuvo magros resultados.

Para tal efecto, se hizo una división en regiones geográficas del territorio nacional: en el caso de Durango, el gobernador Ángel Sergio Guerrero Mier propuso que se incluyera a nuestra entidad, en razón de su ubicación geográfica, en la región Noroeste, junto con las dos Baja California, Sonora, Sinaloa y Chihuahua; pero que también estuviera incluido Durango en la región Noreste, junto con Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua, lo cual se logró. Se programaron reuniones de trabajos multilaterales y bilaterales con la asistencia del Presidente.

Dadas las altas expectativas que se habían generado ante la opinión pública por la alternancia y “el cambio”, al correr de los meses cundió en desaliento, porque nada se resumía en concreto sobre proyectos y obras planteadas, a excepción de la carretera Durango-Mazatlán, que fue declarada como una obra prioritaria y de máxima importancia, con el apoyo de los entonces gobernadores de Baja California Norte y Sur, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas y Nuevo León, quienes inclusive postergaron proyectos en sus estados para sumarse a este proyecto que había sido iniciativa del gobierno duranguense y que se aprobara su ejecución con recursos federales.

Fue después de fallidos resultados que se integró con los gobernadores priistas de todo el país la Conago, y los artífices que la concibieron fueron Enrique Martínez y Martínez de Coahuila, Patricio Martínez de Chihuahua, Ángel Sergio Guerrero Mier de Durango, Arturo Montiel del Estado de México, Miguel Alemán Velazco de Veracruz, Joaquín Hendricks de Quintana Roo, Tomás Yarrington de Tamaulipas. Después se sumarían, aunque muy posteriormente, los del PRD y el PAN: Ricardo Monreal de Zacatecas, Lázaro Cárdenas Batel de Michoacán, Felipe González de Aguascalientes y Patricio Patrón Laviada, entre otros.

Quedó bien claro que esto no era un organismo de presión pero sí de gestión y coadyuvante, para establecer una interlocución unida y coherente con el Ejecutivo Federal, en la búsqueda de soluciones integrales mediante programas y proyectos de obras concertadas que se incluyeran en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Durante el periodo de gobierno de Guerrero Mier se llevaron a cabo quince reuniones ordinarias y tres extraordinarias en diferentes estados del país; la décima segunda en la ciudad de Durango, el 31 de octubre de 2003, presidida por el propio gobernante duranguense.

Continuará…

Comenta con Facebook