Loading

¿Hacia dónde va el país con López Obrador?

Son varios los actores políticos de este país los que se han pronunciado en contra de las acciones del Presidente de la República a raíz de una serie de acontecimientos que se han dado en las últimas semanas, prueba de ello el reciente hecho ocurrido en la Comarca Lagunera, en donde a través de una consulta “a mano alzada” hizo a un lado el proyecto para la construcción del Metrobús, para supuestamente autorizar obras de infraestructura hidráulica y de salud, pero aunque esto todavía está por verse, ocasionó una gran inconformidad en varios sectores y puso de nueva cuenta en evidencia la actitud de un presidente que se siente “todopoderoso”.

Hay quien califica la llamada “Cuarta Transformación” en un verdadero “desmadre” que ha empezado a destruir a este país y a sus instituciones, con el pretexto de la austeridad y de la corrupción un importante número de trabajadores de todas las dependencias han sido despedidos sin ton ni son, son varios los programas que han desaparecido, recientemente el de Prospera, cuyos beneficiarios no saben lo que va a suceder con el apoyo que reciban en unas oficinas que hoy dan lastima, abandonadas, sin atención, sin que haya quien le responda a los cientos de ciudadanos afectados que acuden a pedir una respuesta, simplemente hay una persona dando “fichas” para revisar cada caso, con una esperanza nula de que esto se resuelva en un corto tiempo.

Resulta lamentable que quienes pueden defender estas causas no lo hagan y quienes sí, lo dejen pasar, un ejemplo de esto y que empezaba a dejar beneficios a las comunidades en donde se encuentran asentadas las  compañías mineras, es el también desaparecido “Fondo Minero”, creado con la Reforma Energética como una medida de protección para las poblaciones en las que se cuenta con una importante riqueza minera fueran favorecidas con recursos de las propias empresas y que se construyeran las obras prioritarias, tales como caminos, electrificación, agua potable, drenajes y algunas otras más, no hay que olvidar la gran cantidad de pueblos fantasmas que hay en Durango que en las épocas de bonanza, pudieron crecer, pero por la falta de una ley que obligara a las mineras a invertir en obras, simplemente se llevaban la riqueza hasta agotarla.

Otra de las inconformidades se da en el sector turístico, desaparecieron también el Consejo de Promoción Turístico en un ramo en el que gracias a la riqueza natural de este país, incluyendo Durango se había logrado posicionar este sector con la respectiva entrada de divisas, el estado se ve afectado directamente con la desaparición del fondo para apoyar a los Pueblos Mágicos, en donde se cuenta el municipio de Mapimí y recientemente uno que luchó por la denominación y que ahora lo dejan a su suerte, Nombre de Dios, en donde no hay recursos ni para cuidar los atractivos por los que se dio la designación.

Otro de los afectados es el Instituto Nacional del Emprendedor, del cual por cierto varias organizaciones de esta entidad aprovechaban las bondades de los programas con un buen número de solicitudes anuales para dar valor agregado a todo lo que se produce en Durango, al parecer las reglas de operación cambian, pero no para mejorar, hay más requisitos y trámites que hacer, cuando se prometió lo contrario, esas son solo algunas de las inconformidades que le significan a López Obrador una serie de críticas y hasta fuertes “señas” de desaprobación.

Comenta con Facebook