MINUTO X MINUTO

Hierve el caldero político


Ahora la cancha den la controversia para los pre candidaturas pasa al Partido Acción Nacional, abre la polémica la Licenciada en Ciencias de la Comunicación y no sabemos si aún Directora de Comunicación Social del Gobierno del Estado, Verónica Terrones. Su registro como precandidata fue realizado este domingo.
La popular Vero ha hecho un trabajo discreto al frente del área de comunicación del Gobernador José Aispuro. Verónica Terrones ahora se inserta en la política, primero en la interna del PAN, de superar la precandidatura para llegar a la candidatura por el Segundo Distrito electoral, habrá de contender con el precandidato del PRI Arturo Yáñez, faltaría saber quien se va por Morena para tener una mejor valoración de perfiles.
Hasta donde tenemos información, con todas las reservas del caso, Vero no se registra como miembro del PAN, ni como adherente, sino como ciudadana, habrá de disputar la candidatura internamente a Minka Hernández panista y con raíces familiares también panistas, es sobrina de Rómulo y Gina Campuzano. Pudiera no tenerla fácil la licenciada Terrones, a menos que ya haya una negociación de altos mandos.
Yo coincido con quienes afirman que el PAN es el partido con un mejor control de militantes, para serlo, hay que pasar de simpatizante a adherente, y luego a miembro y para ese proceso hay que estudiar los documentos del partido, es el único partido que lo hace.
Pero también los posicionamientos internos de los militantes son sometidos a la consideración de las asambleas cuando se nombran consejeros, ahí se sabe que aceptación tienen, hasta hoy, según nuestros informes, de todos los grupos y militantes que se han votado para consejeros el del mayor número devotos es Oscar Chávez, esto lo hace que tenga primacía para una candidatura federal o estatal, incluso para un buen lugar plurinominal.
Oscar Chávez ya se registro como precandidato por el Quinto Distrito local, pero podría dar la sorpresa en la lista plurinominal local o federal, el licenciado trae con qué.
Como se puede ver el caldero político esta en fuerte ebullición, ciudadanos que quieren, militantes que no los dejan, poderosos que se imponen, caballadas de regular a flacas y el ciudadano en espera que se realicen los registros ante el INE para ver quien con quien y contra quien.
Seguramente los candidatos que proponga Morena abran de modificar el escenario político-electoral. Si bien se espera que sean candidatos muy competitivos, pudieran ser que salgan cartuchos quemados en el PRI, o juniors sin más compromiso que ser hijos de influentes, o de la derecha radical que se integran al cambio, o conservadores despistados, o lideres sociales decrépitos que la juegan a la sensualidad política. Sea como sea, los candidatos buenos, malos o peores de Morena habrán de subirse a la marea Morenista que viene fuerte en todo el país hasta ahora.
Lo candidatos de Morena tienen la responsabilidad de sostener el discurso de López Obrador, claro y certero según su visión al tocar los temas fundamentales que afectan a la ciudadanía, si los candidatos de Morena no saben sostener el discurso de su candidato a la Presidencia de la República, pudieran entrar a un espacio en donde el voto ciudadano pudiera ser para López Obrador pero no para los candidatos a las diputaciones federales o locales.
Si los candidatos de Morena creen que la ola morenista los va a levar automáticamente al triunfo pudieran estar equivocados, percibimos un salto cualitativo en los ciudadanos producto de la presencia critica generada en las Redes Sociales, por eso las imposiciones de candidatos a los partidos serán sancionadas, los vividores de la política que de manera oportunista buscan aparecer en las boletas pudieran ser rechazados por los ciudadanos. Sin duda este es un proceso interesante que hay que seguir con detalle. O no.