MINUTO X MINUTO

Inminente humo blanco en el PRI


A última hora el CEN del PRI por fin se ha decidido a tomar cartas en el asunto en el caso Durango e instruyó al CDE convocara a la Comisión Política Permanente a fin de que se defina el método a seguir para reestructurar por fin, después de un año de retraso, al actual comité provisional que encabeza Anabel Fernández.
Pero hay que decirlo, no es voluntaria la repentina decisión de ya definir el método con el que se hará dicha renovación, resulta que una de las críticas a nivel nacional que se le hacen a Enrique Ochoa, es que la mitad de los comités estatales en el país, están vencidos y que se le han juntado 15 dirigencias que han rebasado en mucho, su período estatutario.
Así que trata de abortar cualquier reclamo en ese sentido que pudiera surgir en el seno de la inminente Asamblea Nacional y acordó los relevos en varios estados a realizarse inmediatamente que pase dicha asamblea, a eso obedece la premura de que se reúna la Comisión Política Permanente del CDE hoy domingo a las 12 para que dé a conocer el método que se habrá de seguir para el cambio.
Los documentos del partido contemplan tres vías para su reestructuración, a) Consulta a las bases; b) por Votación de Delegados o Consejo Político y, c) Por candidato de unidad, que no es otra cosa que, la imposición de “El dedazo”.
El haber autorizado a Durango se reúna la comisión política permanente, se supone que ya se tiene decidido el método y Durango sólo lo va a legitimar y para ello, creo que también tiene definido el CEN, el nombre del nuevo presidente del CDE. Es decir, se le va “hacer un traje a la medida” al ungido.
Lo incongruente del asunto resultaría, que hayan resuelto el caso Durango, sin que el CEN tenga un interlocutor como Delegado en Durango, con un trabajo de campo previo, de exploración y auscultación, para sondear las fuerzas políticas predominantes con los que se haya consensuado y logrado acuerdos. Recordemos que el efímero Delegado Senador Carlos Amador Gaxiola no bien empezaba, cuando dejó tirada la chamba. Y nunca fue reemplazado por nadie.
Lo que hace temer, que se procesó la decisión de manera vertical, desde la Ciudad de México, ignorando a todas las voces que se expresan de manera horizontal. Sin haber recibido y escuchado a todas las partes, a los que legítimamente aspiran a presidir a este partido en el estado. Bien es sabido, que nadie de los aspirantes, ha recibido el favor de ser escuchado por Enrique Ochoa.
Pero aún hay más, el CEN del partido se ve obligado a hacer cambios en los estados a un cuarto para las doce, porque el proceso electoral del 2018 se instala el día 8 de septiembre próximo y, según establece el INE, instalado ya formalmente, ningún partido puede realizar cambios en sus estructuras partidarias establecidas. Tuvieron que esperar hasta el último momento para hacerlo, no por una vocación democrática y de renovación, sino precisados por ese precepto.
Lo peor del caso, es que, con quienes integraron hace cuatro años la mencionada Comisión Política Permanente, una nueva figura que acuñaron, fue con actores políticos y “priístas distinguidos” de aquel momento, pero hoy, ya no tienen la vigencia y presencia de entonces. De lo contrario, yo me pregunto, ¿Cuándo la renovaron que no me di cuenta? Si el que esto escribe es miembro del Consejo Político.
Por lo que es una “Comisión” que no ha sido renovada por el Consejo Político Estatal, que es el máximo órgano que delibera la vida interna del partido, no es representativa del actual priísmo en el estado, es un órgano obsoleto y de representatividad caduca, como así sucede con el propio Consejo Político del partido, que no se ha renovado, han surgido nuevos liderazgos y no forman parte de él. Lo mismo sucede con los comités municipales, la mayoría están vencidos.
El detonante fue la filtración por una infidencia de la senadora Yolanda de la Torre, que el agraciado en la nominación para presidente estatal del partido supuestamente es Adán Soria, lo que provocó un sinfín de reacciones de rechazo en las importantes corrientes de seguidores en esta ciudad y en La Laguna de Jorge Mojica Vargas y en muchos municipios de Oscar García Barrón, uno de los liderazgos más sólidos y con presencia en el estado. Ambos, altamente competitivos en una consulta abierta.
Pero también, en airada protesta, alza la voz un importante líder de opinión en Durango capital y en el norte del estado, Francisco Luis Monárrez Rincón, de los pocos empresarios que aún le quedan al PRI, ex líder de la CANACO y del Consejo Coordinador Empresarial, ex coordinador de los diputados federales del PRI.
Monárrez Rincón, ha sido una respetada voz crítica que tanta falta le hace al partido, anunció desde las redes con abandonar sus filas: “Si se consuma el continuismo del cacicazgo de Ismael Hernández Deras, que sufre el PEI desde el 2004, con la imposición de Adán Soria, me salgo del PRI y me regreso a la sociedad civil, de la que nunca debí de haber salido”. Que tal.
En mi opinión, como en el beisbol, “Esto no se acaba hasta que se acaba” y no está dicha la última palabra.