Loading

Instituciones cuestionadas…

Los que han luchado por las candidaturas independientes desde hace años confirma el agrado por que haya dos o tres aspirantes sin partido en la boleta si llega a confirmarse esta hipótesis. Asimismo, los que apoyan la candidatura de Ricardo Anaya, como el excanciller Jorge G. Castañeda afirman que la elección presidencial se ha vuelto una contienda entre dos -Andrés Manuel López Obrador y el propio Anaya- recibieron con cierto agrado la presencia de Jaime Rodríguez en la boleta para la elección presidencial. Seguramente la razón por la cual el gobierno logró que el Tribunal lo absolviera de la cantidad de trampas que hizo fue para que en los debates y en la campaña se concentrara en pegarle a AMLO, sobre todo en el norte del país. Sin embargo, estos dos motivos abstractos y válidos no bastan para estar de plácemes, todo lo contrario.
Es absolutamente inverosímil que un Tribunal Electoral avale dos candidaturas -la de Margarita Zavala y la de Jaime Rodríguez- que, se sabe, recurrieron a todo tipo de trampas y procedimientos ilegales para lograr las firmas necesarias. Si esas trampas y procedimientos irregulares contribuyeron a obtener más o menos firmas que el número necesario es irrelevante, pero el más cuestionado es “El Bronco”; no se trata de qué tanto robaron, ni de qué tanto abusaron de las personas. El problema aquí es que quienes cometen un delito o violan la ley electoral -y el INE claramente lo dijo en ambos casos- debieran estar inhabilitados para contender por un puesto de elección popular. Conviene señalar que, más allá de lo que uno piense de la proporcionalidad de la sentencia dictada contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva -doce años y nueve meses en prisión-, en cualquier caso está inhabilitado por la Ley de “ficha limpia” en Brasil para contender por la presidencia. Esa ley justamente lo que determina es que cualquiera que haya sido sentenciado, o que haya cometido un delito y exista una sentencia al respecto en segunda instancia, automáticamente queda inhabilitado, más allá de si con posterioridad sus apelaciones puedan tener éxito ante los tribunales llamados de casación.
Es increíble que se desvirtuaran -hasta destruirlas- las instituciones que, con mucho trabajo y no siempre con éxito, se han construido a lo largo de los últimos 24 años en materia electoral. Ni el Tribunal, ni el IFE antes y el INE ahora, son perfectos. Han cometido a lo largo de estos años un sinnúmero de errores; sus integrantes han sido designados por cuotas en el Congreso; y en ocasiones han aplicado leyes inaplicables o absurdas. Pero no se había llegado a tal grado de cinismo como para resolver que, a pesar de todas las denuncias y explicaciones del INE a propósito de Jaime Rodríguez, de cualquier manera se valide su candidatura simplemente porque, según esta teoría del tribunal, no tuvo derecho de audiencia suficiente. El propósito es muy claro, “El Bronco” se dedicará a atacar a López Obrador, otro candidato fraccionará más el voto en favor del PRI.
Y aquí es donde se vuelve más seria la cosa. En estos días de visitar a inversionista tras inversionista en la ciudad de Nueva York, dice Jorge G. Castañeda, y de dar conferencia tras conferencia en universidades y diversos foros, confirma algo que ya intuía. El equipo de Andrés Manuel López Obrador ha hecho bien la tarea en este sector en Nueva York. Sí ha calado la idea de que, uno: es otro Andrés Manuel; dos, ahora sí está rodeado por gente sensata; y tres, sobre todo, las instituciones mexicanas hoy son sólidas, robustas e independientes. No van a sucumbir ante cualquier tentación autoritaria, populista, nacionalista o estatista que pudiera albergar AMLO. Agrega que le dijo una exalumna que trabaja en una agencia calificadora, la analogía con Luis Echeverría no vale. No solo por las razones que con mucha sensatez han esgrimido León Krauze y Jaime Sánchez Susarrey, aunque no necesariamente las comparta, sino porque las instituciones mexicanas hoy son mucho más autónomas y fuertes. Se supone que no se refería al Tribunal Electoral, por ejemplo, ni tampoco a otras cuya independencia o autonomía han dejado mucho que desear en los últimos meses o años.
El Tribunal Federal Electoral, queda en entredicho, recordemos aquel fallo en favor del PRI en Coahuila, lo más grave es que de paso salpica al INE, con esto se pone en entredicho la confianza en el proceso electoral.
El PRI está haciendo todo lo posible por no perder la Presidencia de la República, claro comandado por Peña Nieto.

observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook