MINUTO X MINUTO

Jaime Rivas Loaiza candidato natural al Congreso de la Unión (Segunda parte)


Aispuro sabedor en el 2010 y 2016 que el priísmo militante le favorecía ampliamente con sus simpatías, al margen de la cúpula del partido que le cerraba las puertas ante un apócrifo Consejo Político, se vio de pronto ante uno de los dilemas más grandes de su vida, renunciar al PRI y aceptar la postulación del PAN y otras fuerzas políticas que le ofrecían como candidato externo a la gubernatura del estado.
Pero la primera incursión electoral interna del 2010, fue una larga espera de titubeos y negociaciones a que transcurriera la reunión de dicho Consejo Político priísta y en ese titubeo de pensar y pensar, se abrió un paréntesis que fue aprovechado por el candidato Herrera Caldera y el gobernador Ismael y coptan al seguramente más emblemático Aispurista de todos los aispuristas, a su hermano de mil batallas Jaime Rivas Loaiza, y lo convencen a regañadientes a que acepte ser candidato a diputado local en su natal Tamazula.
Lo que pasmó y neutralizó a muchos, pero esa maquinaria priísta no había hecho mella en la región de Los Remedios y la Del Valle de Tamazula con el Dr. Crescencio Beltrán, a la sazón secretario particular de Jaime Rivas Loaiza e íntimo amigo de Aarón Rivas Beltrán. Hoy este galeno es el titular de la Copraffys y de los más allegados al grupo de los Rivas Loaiza y de Ramona y Rubén que son sus lugartenientes.
Otro personaje contemporáneo de Jaime Rivas Loaiza, pero representativo de otra zona muy poblada, es “El Chino” Rigoberto Ríos de El Durazno, quien llegó a Alcalde, por la calurosa zona de Los Remedios.
Dicho Doctor quien goza de muchas migas con los grupos históricos familiares de aquella región, se mantuvo inamovible, tanto en la primera como en la segunda elección con el Güero Aispuro y no tan sólo en Tamazula, sino que hizo un corredor en Tayoltita, San Miguel de Cruces, en San Dimas, Otáez, Santiago Papasquiaro, Tepehuanes, Nuevo Ideal, Canatlán y coronando con la joya de la Corona Durango Capital y Pueblo Nuevo.
Ya todos sabemos lo que pasó y el cochinero de elecciones que se llevaron a cabo en el 2010, el asalto a mano armada de las decenas de urnas en la Ciudad de Durango y en el medio rural con lujo de violencia en innumerables municipalidades, por grupos de encapuchados a punta de pistola y que fueron trasladadas las urnas y paqueterías a rumbos desconocidos.
Lo que habrá de quedar como un estigma y un enigma de nuestra democracia y una vergüenza para nuestros procesos electorales. Lo demás es ya sabido, como se le torció la mano a la espada de la justicia electoral.
Así transcurren dos años y el victimado candidato a gobernador José Aispuro Torres, y ya enrolado a las filas panistas, concluye sus estudios de posgrado y la UNAM le otorga el grado de Doctor en Derecho y es postulado como candidato a Senador de la República. A donde arriba por la puerta grande como secretario de la Gran Comisión al frente de ésa Cámara Alta.
Poco había que esperar, la candidatura de Pepe Aispuro era natural e inminente para el 2016, venía arrolladora e incontenible sumándose una pléyade de priístas encabezados por el ex senador de la República Adrián Alanís Quiñonez, por el dos veces ex alcalde y ex diputado local Jaime Rivas Loaiza; por el dos veces Rector de la UJED Mtro. Rubén Calderón Luján; por los ex alcaldes de Gómez Palacio Octaviano Arce, de Rodeo Prof. Teodoro Ortiz Parga, de Nazas Prof. José Luis Galindo Almanza y otra camada de seguidores aispuristas, que vino sumando pacientemente en el transcurso de su vida política a la larga lista de panistas y del PRD como de otros movimientos que ya estaban inscritos a favor de su causa.
A Jaime Rivas Loaiza, le espera seguramente nuevos derroteros, su buen carácter, afable y agradable, le ayuda a abrir nuevos derroteros, es un personaje servicial que no ha perdido la sencillez y el sentido del humor, para mi gusto debió de ser dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias desde hace tiempo y Diputado Federal por Las Quebradas, sino al tiempo.
Dos veces diputado local, dos veces alcalde y secretario general de la Liga de Comunidades Agrarias en el estado, lo hace candidato natural y tarde que temprano llegará, pero antes, seguramente, le espera ser el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural en el Estado, está muy cantada su llegada, lo que lo haría uno de los cuadros más aceptados y formados en el campo de Durango. Enhorabuena, Jaime sería un potencial prospecto representando a su partido el PRI, de gran valía para Durango, desde el Congreso de la Unión.