MINUTO X MINUTO

José Antonio Meade-Ismael Hernández- Otniel García


Una vez revelado el nombre del ungido en el Partido Revolucionario Institucional, nos toca especular la forma en que esa candidatura pudiera servir al desarrollo de Durango a través de quienes sostengan alguna relación con el ahora hombre más importante en ese instituto político: José Antonio Meade.
En general, el grupo duranguense que resulta ganador con este nombramiento, es el de Ismael Hernández Deras y Otniel García Navarro. ¿Por qué? Replicarán más de uno.
1.- Porque hoy, nos guste o no, pero esa es la realidad, el hombre más cercano a José Antonio Meade se llama Ismael Alfredo Hernández Deras.
En su tercera edad como político, el hoy senador de la República, líder nacional de los campesinos priistas y miembro de la Comisión para la Selección Interna de Candidatos, estará dentro del segundo o tercer círculo más importante que rodeará al candidato. Su posición estratégica se lo permite y con ello a cierta información privilegiada.
Esta nueva realidad, cambia de nueva cuenta la correlación de fuerzas dentro del mismo Partido y en la misma entidad.
— Luis Enrique Benítez Ojeda tiene, de nueva cuenta un jefe y se llama Hernández Deras. Hoy, la dirigencia nacional ya no significa mucho. Hoy todo lo comienza a ser, el precandidato tricolor a quien el presidente Salinas de Gortari ya le transfirió casi todos los poderes.
Desde hoy, el dirigente estatal del tricolor, tendrá que cabildear y consultar permanentemente a Ismael, quien como los gatos, en todas las acrobacias cae parado, y ahora está mejor parado que nunca dentro del grupo poderoso del tricolor.
— ¿Esta nueva realidad altera la relación Aispuro Torres-PRI-Hernández Deras? Claro.
Si siendo senador, Ismael, el gobernador Aispuro Torres había desdoblado toda una estrategia de acercamiento para aprovechar su posición dentro del poder legislativo, ahora, Aispuro Torres sabe que debe variar su plan de trabajo y meter en el análisis la nueva realidad en que se encuentra Ismael y la posibilidad de que José Antonio Meade gane el primero de julio.
— Claro, habrá quienes argumenten en contra y digan que el mandatario estatal no tiene que rediseñar nada, que nada se altera. Le mentirán. El gobernador, como él mismo lo ha venido reiterando, es gobernador de Durango, no de los panistas o perredistas y debe planear con la cabeza fría y escoger lo que mejor le convenga a los duranguense. Y entonces, en el nuevo análisis aparece Ismael cercano a un candidato presidencial; con una dirigencia nacional (CNC) y dentro de una comisión cuya influencia será importante en la elección de los próximos candidatos a diputados federales, senadurías, dentro del PRI.
2.- El otro actor que resulta beneficiado con la hoy precandidatura de José Antonio Meade, es Otniel García Navarro. Hace algunas semanas, el diputado y coordinador de los legisladores federales de Durango, estuvo trabajando en la organización de un evento en el que el entonces secretario de Hacienda asistió al vecino estado de Sinaloa, en donde García Navarro es delegado del CEN priista.
Ahí tuvo la oportunidad de saludarlo y platicar, hacerse notar con toda intención, pues desde entonces se aseguraba que sería Meade el candidato presidencial. Luego, en la entrevista que le hicimos para el programa Ciudad 2.0, habló con claridad y justificó el por qué el titular de Hacienda debería ser el abanderado tricolor a la Grande.
Y la explicación que entonces nos dio Otniel García sobre por qué debería ser José Antonio, ayer se la dio a Luis Carlos Ugalde, director de Integralia, en la columna de Francisco Garfias, de Excélsior:
Luis Carlos asegura que José Antonio Meade es la mejor apuesta que pudo hacer el PRI. Sustenta su afirmación en números que arrojan las encuestas. El piso del partido, el llamado voto duro, anda en 20 por ciento. El techo es muy bajo. No pasa de 25-28 por ciento “porque es el partido con más negativos en México”.
“La única forma de que el PRI gane en 2018 es jalar 4 o 5 puntos de gente que vote por un candidato como Meade, a pesar del PRI. Esto es, detonar el voto útil de manera anticipada. Frente a las grietas del Frente Ciudadano por México, ese efecto puede ser vital”.
Naturalmente que todavía falta que el precandidato presidencial, termine por convencer, no a los líderes cupulares, sino a las bases, a las estructuras, a las que está encabritadas por las constantes alzas en la gasolina y el diesel. Los incrementos en la electricidad y el gas doméstico. Y esos encabritados, también militan en el partido tricolor.