Loading

José Ramón y Esteban: en una semana de definiciones

Al entrar de lleno a la primera semana de marzo, dos son los temas que ocupan parte de la agenda política y social de nuestra entidad.
1.- La Permanencia o no, de Esteban Villegas Villarreal como candidato del PRI al Distrito #3 federal.
2.- La evolución del conflicto de los empresarios duranguenses con el gobierno de José Ramón Enríquez Herrera.
1.1.- Se va Esteban Villegas.
Quienes siguieron de cerca las negociaciones entre las corrientes del tricolor de Durango con la dirigencia nacional, desarrolladas durante las semanas de diciembre y enero, aseguraban que Esteban Villegas Villarreal estaría en la fórmula al Senado de la República.
Sin embargo, un acuerdo pactado en el mes de septiembre o principios de octubre, entre el presidente Enrique Peña Nieto y Ricardo López Pescador, definió el futuro del de San Juan del Río.
El 28 de enero, junto con las planillas a diputados federales, se anunciaría oficialmente la fórmula Rocío Rebollo-Ricardo López Pescador para el Senado de la República. El proyecto Villegas Villarreal se trasladaba a una diputación federal, la del Distrito #3 cuyos municipios que lo integran son: Lerdo, Cuencamé, Peñón Blanco, Guadalupe Victoria, Poanas, Nombre de Dios, Nuevo Ideal, Canatlán, San Juan del Río, Rodeo, Coneto de Comonfort, San Luis del Cordero, Santa Clara y Nazas.
1.2.- La propuesta de principios de año a Villegas Villarreal fue que la dirigencia nacional lo pretendía privilegiar con el Distrito #3 el que ya estaba “planchado” y seguro de ganar.
Sin embargo, gente cercana a Esteban asegura, que tras el anuncio del domingo 28 de enero, comenzaron las “grillas” dentro de las corrientes tricolores y en particular los grupos de Ismael, Óscar García Barrón y Rubén Escajeda a ponerse de acuerdo para evitar el triunfo del de San Juan del Río. Las supuestas inconformidades por la candidatura de Villegas Villarreal a un distrito históricamente entregado a la CNC, no se hicieron esperar en las redes sociales, en donde reclamaban la candidatura para ese sector.
1.3.- El grupo de Esteban Villegas recorrió cada uno de los municipios de ese distrito y se encontró con personalidades que sostiene esa tesis de “tenderle la cama” para evitar que estuviera vigente en la elección gubernamental de 2022.
1.4.- Tras meditarlo y conversar con la dirigencia estatal y nacional, el ex candidato a la gubernatura de Durango, nos aseguran, aceptó la invitación de la dirigencia nacional para integrarse al equipo de campaña de José Antonio Meade para coordinar bajo el mando de Manlio Fabio Beltrones varios estados del norte del país, incluido Durango.
El anuncio de su renuncia a la candidatura del Distrito, lo oficializará, nos aseguran, esta misma semana y podría entrar al relevo el actual dirigente estatal de la CNC, Carlos Matuk López de Nava, quien dejaría el distrito XIV local, mismo que ocupará Francisco Ibarra Jáquez.
2.1.- Se deteriora relación empresarios-municipio.
El pasado primer de los corrientes en un desplegado media plana, fue publicada en la prensa local una carta pública dirigida al alcalde José Ramón Enríquez Herrera, en la que, entre otros puntos le abordan los siguientes:
— “La primera Mesa de Diálogo relativa al tema de Seguridad realizada el 27 de febrero, no cumplió con los objetivos de escucha, madurez y proactividad durante el desarrollo de propuestas y visiones lo que impide observar acuerdos estructurales en la materia, por lo que es necesario replantear la metodología de los siguientes encuentros”.
— “…sigue existiendo un clima de hostigamiento al sector empresarial por parte de algunos servidores públicos municipales lo que afecta el proceso de diálogo emprendido”.
— “… por este medio estamos solicitando respetuosamente al Alcalde José Ramón Enríquez Herrera, valorar la permanencia en el Ayuntamiento, del director Municipal de Desarrollo Urbano, Tomás Mitre Camargo y la del Juez Administrativo, Ernesto Aguilar García.
Hasta aquí parte del contenido de la carta pública del primero de marzo.
Indudablemente que ninguna autoridad a aceptado negociar bajo presión y todo parece que el empresariado duranguense está condicionando la reanudación de las mesas de trabajo a la renuncia de esos dos funcionarios.
De aceptar dichas condiciones, que no creo que el alcalde se las cumpla, Enríquez Herrera estaría abandonando su puesto como primera autoridad municipal, de cara a las elecciones al Senado, en una posición de debilidad y derrota frente a un sector que conforme pasan las semanas del conflicto, según se observa, se sigue radicalizando.

Comenta con Facebook