Loading

La Cachimba

LO MISMO… Tres días después del debate las cosas siguen igual, como si no hubiera ocurrido. No impactó en las intenciones de voto; no había generado expectativas y tampoco dejó novedades. Sin escándalos, sin espectacularidades, sin nuevos trapos al sol y… sin un verdadero debate, pues tampoco hubo propuestas o planteamientos que la gente recuerde o haya tomado con interés.

SIN DEBATE… La experiencia reciente demostró lo que se sabe y que habíamos apuntado en este espacio, un debate con más de tres no es debate; no se puede; se convierte en una pasarela o un una presentación de mensajes por turnos, pero sin posibilidades de que se puedan confrontar ideas, proyectos o capacidades. Algunos candidatos con nulas posibilidades de ganar, solo quitan tiempo que podría servir para debatir.

INTENCIONES… Quedan 20 días para la elección, y 16 días de campaña; a estas altura las intenciones de voto son más firmes, será muy difícil que cambien. La mayoría de la gente ya sabe por quién va a votar y quienes están indecisos son mucho menos. Eventualmente algunos ciudadanos no están seguros sobre si acudirán a las urnas, pero de hacerlo ya saben a quién le darían su sufragio.

NEGATIVOS… Algo que sí está muy claro para la mayoría de los electores es por quién no van a votar. En algunos casos por la marca del partido y en otros por la percepción que se tiene del candidato, pero ya saben a quiénes no se les quiere en la Alcaldía. Esta elección tiene como factor interesante que los “negativos”, es decir los factores adversos o características negativas que tienen los candidatos, serán muy importantes a la hora de decidir.

JUCIO… Y es que los duranguenses no solo estarán emitiendo un voto sino que estarán haciendo un juicio y en el mismo calificarán a los partidos, algunos con peor desempeño que otros; estarán valorando la personalidad de los candidatos, unos más confiables que otros; estarán influenciados por las campañas, algunas por poco atractivas o improvisadas y algunas por excesivas. Lo que no se ve que vayan a tomar mucho en consideración son las propuestas, porque hasta ahora no se han contrastado lo suficiente y la mayoría no cree en promesas de campaña.

Comenta con Facebook