Loading

La Cachimba

PÉRDIDAS… En la temporada de mayor número de visitantes a la ciudad, algunas de las calles del centro histórico estuvieron cerradas y seguirán así durante varias semanas más. Los comerciantes del área aseguran que han tenido pérdidas en mercancías, sus ventas cayeron y sus gastos se mantienen, especialmente las rentas, sueldos a empleados y servicios. No entienden por qué tienen que tardar tanto.

CON CALMA… Les han dicho que es para su beneficio, pero los afectados insisten en que si las autoridades fueran eficientes los trabajos se realizarían ininterrumpidamente, a mañana, tarde y noche; pero por el contrario, aseguran que pasan horas, turnos y a veces días sin que se vean avances. Creen que ha habido negligencia y mala planeación.

PLATAFORMEROS… Y mientras los clientes y turistas se alejan del centro, lo que ha aumentado visiblemente es el comercio informal; dicen los comerciantes establecidos que la actual administración municipal pasará a la historia por ser la más permisiva y la que ha facilitado la ocupación de espacios públicos. Los puestos y plataformas en pleno Centro Histórico se han triplicado con la complacencia de la autoridad.

INVASIÓN… Tan solo en la Plaza de Armas, donde por años se instalaban dos puestos cada noche, ahora son por lo menos siete negocios de hamburguesas, tacos o fritangas, los que han cambiado el entorno, el paisaje urbano y la fisonomía del espacio más emblemático de la ciudad; pero durante el día, el fenómeno se repite en muchos, demasiados, de los cruceros del primer cuadro.

¿PERMISO?… Lo que los comerciantes cuestionan es si esta invasión de puestos callejeros se ha hecho con el permiso y tolerancia del Gobierno Municipal, lo cual es bastante malo o si acaso está sucediendo sin que los responsables se den cuenta, lo cual es peor. Negligencia, incapacidad, ineptitud o corrupción… son las únicas explicaciones que ven.

SERVICIO… Pero también los comerciantes formales están siendo cuestionados; ya algunas autoridades les han señalado que no pueden seguir abriendo sus negocios tan tarde. La modernidad, dicen, hace que cada vez más personas entran en actividad a temprana hora, pero las tiendas de todo tipo permanecen cerradas hasta las nueve y media y en las plazas comerciales ¡hasta las 11! y así no se puede.

Comenta con Facebook