MINUTO X MINUTO

La desintegración del Grupo Herrera Caldera


El grupo compacto que gobernó de 2010 a 2016 la entidad, estaba más que seguro el prolongar su hegemonía hasta 2022, y así cumplir el proyecto de Ismael Hernández Deras, de estar un cuarto de siglo gobernando la entidad y transformarla completamente.
Las cosas se descompusieron desde la fractura de 2014, en aquél encontronazo entre el senador Hernández Deras y el gobernador Jorge Herrera Caldera. A partir de ahí los priistas no volvieron a ser los mismos. La confrontación caló hondo entre las diferentes corrientes dentro de ese instituto político y el divisionismo se fue profundizando hasta que concluyó en el fracaso de junio de 2016.
El descontrol del grupo de Herrera Caldera fue creciendo conforme se acercó la fecha de entrega-recepción pero lo más riesgoso fue lo que vivió después de septiembre de 2016.
El ya entonces ex gobernador Herrera Caldera se desentendió de toda la gente que lo rodeaba y que se sentía parte de un grupo compacto, claro, amalgamado por la fuerza del poder. Pero conforme avanzaron los meses ese grupo compacto se fue diluyendo, contribuyendo para ello el mismo Jorge Herrera. Hubo meses en que los integrantes del cerrado grupo, molestos, reprochaban el que el ex mandatario los hubiera dejado al garete, sin dirección y sin posibilidades de algún día reagruparse.
A ese grupo cerrado pertenecían Esteban Villegas Villarreal, Otniel García Navarro y Héctor Vela Valenzuela, ambos, hoy fuera del PRI y dentro del proyecto de Andrés Manuel López Obrador. Hace algunas semanas se hablaba también que Esteban pasaría a las filas del lópezobradorismo. No fue así, aunque Gonzalo Yáñez presume que las pláticas estaban avanzadas pero “le temblaron las corvas”, asegura.
También se han incorporado Alfredo Martínez, Salvador Quintero y se asegura que hoy también anunciará su salida del PRI, Marina Vitela, actual diputada local, también cercana a Herrera Caldera, en su tiempo.
La mayor parte de los que hoy han desertado del tricolor y han pasado a Morena, tienen casi la misma explicación.
— Iván Gurrola, Antonio Vázquez, Alfredo Martínez y Salvador Quintero, aseguraron en su momento que al decidirse ingresar a las filas de Morena, ya estaban totalmente desligados del grupo de Herrera Caldera.
— Cuando platicamos con Héctor Vela Valenzuela, el ex secretario General de Gobierno, ex secretario de Educación y ex diputado local, explicó que desde hace tiempo ya no se sentía cómodo en el Partido. “No encontré mi lugar en ningún grupo, además considero que el Partido se ha desviado de su objetivos, como es la justicia social y la defensa de los más desprotegidos.
— En su entrevista con Canal 12, Otniel García justificó su salida del PRI con el argumento que ese instituto político ya no era una opción de gobierno y que, ahora, la forma de seguir ayudando al país, estaba en el proyecto que encabeza López Obrador.
Lo que observamos desde fuera quienes seguimos el diario acontecer de la política, es que el famoso grupo compacto de Herrera Caldera, en realidad nunca lo fue. La serie de denuncias aplicadas por parte del hoy gobernador Aispuro Torres, con el propósito de aclarar el destino de millones de recursos, fue más que suficiente para demostrar que nunca hubo un grupo compacto. Que todo lo que los unía era el poder, y no un proyecto de transformación de la entidad. Eran empleados del gobernador y mientras recibieron los recursos necesarios para “trabajar” las estructuras del PRI, ellos seguirían enganchados al Grupo.
Una vez que esto terminó; que el ex gobernador se olvidó de la política del futuro y se dedicó a defender a quienes hoy siguen enfrentando demandas penales, en esa medida, el grupo de Herrera Caldera se desintegró y ahora ha decidido buscar cabida en donde mejor les convenga en lo particular.