Loading

¿La dictadura perfecta versión 2018?

Las cifras finales de los recién celebrados comicios, muestran no solo la contundencia de un triunfo aplastante de Andrés Manuel López Obrador, y de su partido, MORENA, en todo el país. Deja ver, además, que los ciudadanos que acudieron a sufragar lo hicieron para hacerse presentes en una fecha que prometía ser histórica y también para castigar a los tres órdenes de gobierno y a los partidos más tradicionales.

Y es que el pasado 01 de julio, todo hace pensar que aunado al magnetismo y popularidad que despertó entre el electorado el tercer intento por alcanzar la Presidencia de la República por parte de AMLO, depositaron su confianza, mayoritariamente, en todos y cada uno de los abanderados de MORENA, aunque en los hechos ni siquiera los conocían.

En el Congreso local, por ejemplo, llegarán muchos perfiles desconocidos o sin trayectoria, y lo que es más sorprendente, algunos sin siquiera haber realizado campaña alguna. La gente cruzó en las cuatro boletas la opción que prometió terminar con la corrupción y los problemas de inseguridad con mayor credibilidad.

El llegar a la presidencia, el ganar en un esquema de “carro completo”, con mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y Senadores, así como en los Congresos Locales de prácticamente todo el país, le confiere al presidente electo y al nuevo partido hegemónico un enorme grado de responsabilidad para no defraudar la voluntad popular.

Esta misma situación entraña el enorme riesgo de, al no existir en los hechos contrapesos en el poder Legislativo, el nuevo mandatario tiene la mesa servida para generar y votar a su favor cuanta ley o decreto que le sea de utilidad. Tanto cambio que se ha realizado en los últimos treinta años a la legislación electoral para poner diques al partido en el poder (en aquel entonces el PRI) y poner un suelo más parejo para que todos los partidos políticos tengan condiciones más justas y equitativas, han generado en un escenario sorprendente. Se terminó en el principio. La antesala de una nueva versión de la dictadura perfecta, que en su momento señaló el escritor peruano Mario Vargas Llosa.

Una nota publicada en el renovado periódico La Jornada puede servir como un botón de muestra: “Por la alta votación que tuvo, Morena podría llegar a obtener hasta mil 500 millones de pesos en prerrogativas para el próximo año, según estimaciones preliminares del propio partido. Con eso se convertirá en el que más recursos goce, al desbancar al PRI, que por años ocupó esa posición”.

Rusia 2018: la recta final

El día de hoy, Francia y Bélgica estarán jugando su pase a la gran final de la copa del mundo. Bélgica llegó como el “caballo negro”. Ataca con tres, se para atrás con línea de tres, aunque en el regreso (actitud defensiva), se defiende con 5 y un medio campo que trata siempre de tener cuatro hombres para cubrir los 70 metros de ancho del campo de juego. Tienen a uno de los jugadores que más ha brillado en esta copa del mundo, Eden Hazard.

Por su parte, Francia se encontró, a base de buen juego, el asegurar un séptimo partido. El de ellos era un proceso de largo aliento esperando llegar a la final en el mundial de Qatar 2022. Ha brillado en lo individual Mbappe, pero el callado trabajo de Pogba y Kanté les ha permitido soñar con ganar su segunda estrella.

Sin lugar a dudas, es la final anticipada del certamen.

En la otra llave, el miércoles ingleses y croatas disputaran al segundo finalista. Al igual que Francia la de Inglaterra es una selección de recambio generacional. Los aires de buen futbol que soplan en la Premier League, gracias a Pep Guardiola y Antonio Conte han terminado por influir al seleccionado dirigido por Gareth Southgate. Salir jugando por abajo, con línea de tres defensas dan muestra de ello. Asimismo mantienen el apoyo de la táctica fija y el juego aéreo, marca registrada de la casa. Pocos equipos realizan como ellos las cortinas de desmarque en tiros libres y tiros de esquina.

Croacia, en cambio, despliega gran futbol gracias al que quizá sea el mejor medio campo de la justa. Luka Modric inspirado bien puede bastar para que los croatas sueñen con el título. Quien lo vea moverse o tocar el balón con una playera de color neutro dudarían en su nacionalidad. Bien podría pasar por brasileño, argentino o colombiano. Esta semifinal será también un delicioso platillo para el disfrute del buen juego.

Ambas finales de pronósticos reservados. Que ganen los que lo merezcan.

ladoscuro73@yahoo.com.mx

@ferramirezguz

Comenta con Facebook