MINUTO X MINUTO

La huida


Si bien nos hemos acostumbrado a la información violenta, a la cotidianidad de enterarnos de muertos al mayoreo aquí, y allá, no debemos permitir que nos abandone el asombro, ni dejarnos llevar por la insensibilización.
La noticia fue dramática, afuera de un centro comercial en San Antonio Texas en un tráiler abandonado, con caja cerrada había 39 seres humanos encerrados, prácticamente sin ventilación, sin alimentos, sin agua, los dejaron, después de sacarles hasta el último centavo, que fallecieran.
Fue el último aliento de uno de los indocumentados el que pidió auxilio a través de un pequeño orificio, por el que se turnaban para respirar, por el que se pudo comunicar al exterior y lograr salir de la caja de la muerte.
Eran 39 indocumentados, 34 de ellos mexicanos, no se trata de que el gobierno mande condolencias a los familiares de los fallecidos que quedaron en el camino de su sueño, como seguramente quedan diariamente otros seres humanos en la frontera maldita de Estados Unidos.
No, esto es inaceptable, las condolencias se convierten en golpes de pecho, se trata de evitar que se sigan presentando las causas que llevan a jóvenes, mujeres y niños a arriesgar su vida buscando una vida mejor para ellos y su familia, las causas son la pobreza extrema.
Hace unos días el Presidente Peña Nieto habló de la generación de empleos, por supuesto que esto no es verdad, habló de empleos de buena calidad, tampoco es cierto. Lo cierto es no lo que nos dicen, sino lo que constatamos, la huida desesperada de seres humanos angustiados y cercados por el hambre, por la necesidad, por el apremio de no tener ni que comer, ni ellos ni sus hijos, y van a buscar una posibilidad de vida, cientos, quizá miles, solo encuentran la muerte.
No hay estado de la República incluyendo al nuestro en el que periódicamente se hable de generación de empleos, y hasta dicen que bien remunerados, en tono de burla hemos dicho que si acumuláramos los empleos que en Durango se han generado en las dos últimas administraciones y los que van de esta, ya se hubiera dado trabajo a todos los desempleados del continente.
Algunas vez escuché al exgobernador Herrera Caldera decir que ya estábamos dando empleo a desempleados de otros estados, pero la economía interna sigue deprimida, quizá en estos días recuperándose con los grupos de turistas que viene a conocer nuestra ciudad, algunos de nuestro estado, recuperaciones eventuales, con pocos impactos sociales.
La verdad es que no es cierto, son los mismos trabajadores que se van rotando, unos meses con empleo y otras sin empleo, siempre con salarios miserables, curiosamente los gobernantes hablan de generación de empleos, incluso dicen que son empleos de buena calidad, pero nunca hablan de salarios, del tipo de contrataciones, de condiciones generales de trabajo, de horarios, de prestaciones sociales, esto siempre lo callan.
En desplantes demagógicos han hablado de programas para dar empleo a los connacionales deportados de Estados Unidos, otra mentira, si no hay generación de empleos para los que viven aquí, menos para quienes son deportados.
No, no se trata de condolencias, se trata de combatir en serio las causas de quienes arrastran su miseria y encuentran la muerte, violación a sus derechos humanos, discriminación y la explotación de bandas organizadas que los roban y los llevan a la muerte.
Se trata de que a este gobierno se le fueron los hilos y lo único que produce es pobreza, mientras los del poder político viven en el confort más insultante y diríamos que criminal, claro, hay sus raras excepciones. O no.