Loading

Cachimba


CONFLICTOS INTERNOS… Estamos en pleno proceso electoral, ya que de acuerdo con los tiempos que marca la ley electoral inició el día 8 de septiembre, pero las contiendas más duras, los descuerdos y los enfretamientos ocurren al interior de los partidos políticos.

PARTIDOS… Si bien es cierto las fracturas al interior de los partidos no son nada nuevo, incluso se les considera naturales, sí son evidencia de un sistema de partidos que no acaba de establecer procesos y reglas claras para la selección de candidaturas y evitar hasta donde sea posible la designación directa por acuerdos o intereses de grupos o personas.

RUPTURAS… Algunas rupturas son un simple reacomodo de actores, pero otras veces son verdaderos parteaguas; así lo hicieron en su momento Cuauhtémoc Cárdenas por el PRI en 1987, y Andrés Manuel López Obrador quien salió primero del PRI y después en el 2012 salió del PRD.

RENUNCIAS… En un sistema multipartidista, los partidos no nacen o mueren con la afiliación o salida de una persona o grupo, por importante que sea, aunque se ha discutido que las coaliciones políticas son inestables por naturaleza. Sin duda, cualquier partido pierde, de momento, cuando alguno de sus principales militantes renuncia, sin embargo el efecto real a mediano y largo plazo aún está por verse.

CUADROS… Una de las grandes incógnitas para las próximas elecciones federales es a quién postulará el PRI para la diputación federal para el cuarto distrito. Sabemos que es el distrito más complicado, que se pintó de azul en el 2016. Se necesita un rostro nuevo, un cuadro preparado, y que tenga buenos contactos a nivel nacional. En varios círculos se escucha un nombre: Martín Vivanco Lira, actual delegado del Infonavit.

POSITIVOS… La preparación la tiene, la trayectoria también (pocos recuerdan que fue candidato a diputado federal por la vía plurinominal en el 2015 por el PRI, y por Durango) resultados ha dado, apoyos, según se dice, puede conseguirlos, y tiene la energía para hacer una campaña intensa y diferente. Ah, y aparte, el tricolor necesita, obligatoriamente, lanzar a alguien menor a 35 años. Vivanco tiene 31. Una cosa es segura: tiene muchos positivos y eso ahorita es oro molido para el PRI.

Comenta con Facebook