Loading

Cachimba

NORMALIDAD… Y terminó la semana de Pascua, acabaron las vacaciones y hoy se reanuda la actividad normal, especialmente por el regreso de los burócratas a sus oficinas y de los estudiantes y maestros a las escuelas. El ritmo “normal” de actividades se aprecia especialmente en el tráfico, lamentablemente nos hemos acostumbrado a que lo normal es la lentitud, los espacios saturados, los cuellos de botella, las prisas y también algunas muestras de prepotencia como de aquellos ciudadanos que insisten en detener sus vehículos en doble fila a la entrada o salida de algunas escuelas o colegios.

CAMPAÑAS… Y con el regreso a la normalidad, también es de esperarse un aumento en las actividades de proselitismo de los partidos y sus candidatos. Ya se han dejado ver algunos equipos en el reparto de volantes, en agitar banderolas en cruceros o en saludar conductores en algunos cruceros. Ahora esto aumentará.

FALTAN… Ocurre que por ahora solo hemos visto algo de las campañas de los candidatos a presidente de la república; también algo de algunos de los candidatos a senadores y un poco de unos pocos candidatos a diputados federales. Pero faltan las campañas de los candidatos a diputados locales, esas comenzarán justo dentro de un mes; el nueve de mayo. Pero estarán solicitando su registro ante el IEPC esta semana, hasta el sábado 14.

¿ADELANTADOS?… Aunque por cierto, ya se deja ver propaganda de algunos de los candidatos a diputados locales, aunque aún no han solicitado ni se les ha aceptado su registro. No sabemos si aplica en esto lo de actos anticipados de campaña pero ya hay propaganda en forma de grandes engomados en los medallones de algunos vehículos.

OPORTUNIDAD… Y como cada campaña, el asunto de los autos chocolatos vuelve a ser tema, pues las organizaciones que durante años han lucrado con este fenómeno social al ofrecer protección, “placas” o engomados a sus afiliados, ahora se acercan a partidos y candidatos a ofrecerles el apoyo de sus organizaciones. Desde luego también piden la regularización de los vehículos o por lo menos algún mecanismo para poder circular sin placas.

PENDIENTE… Y esa es una de las normas que con recurrencia no se cumplen ni se hacen cumplir del reglamento de vialidad, pues es muy alta la proporción de vehículos que andan sin placas en la ciudad, se presume que son americanos o que andan “chuecos” de una u otra forma. La ley dice que no deberían circular, pero se les tolera.

Comenta con Facebook