Loading

Lecturas sobre los nuevos consejeros del IEPC

Ya comenzó el proceso electoral local para renovar los 39 Ayuntamientos que componen la división política de nuestra entidad federativa. La primera fase consiste en la instalación del Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), el cual acaba de sufrir una renovación parcial con la designación de tres nuevos integrantes por un periodo de tres años.

Al respecto, no dejan de existir sospechas, dudas, incertidumbres sobre el proceso de selección de los consejeros por parte del Consejo General del INE, dado que Omar Ortega Soria lo vinculan al equipo de Jorge Meade Ocaranza; a Norma Pulido con Hugo García Cornejo y a Cristina Campos con el del gobernador del estado.

Esto se debe al juego político de colocar etiquetas políticas, que a mi punto de vista son incorrectas, veamos por qué:

1

. Norma Pulido tiene una trayectoria intachable, no solamente se ha desempeñado de manera impecable en el ámbito electoral sino también como presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. La vinculan con el Vocal Ejecutivo del INE por ser consejera local.

2

. Cristina Campos. Conoce mejor que nadie el funcionamiento operativo del IEPC, pues laboró en áreas administrativas del citado organismo; es institucional, hace tres años se quedó en el camino para ser consejera. En nada ha dependido de las artes políticas de su señor padre, el notario Eduardo Campos Rodríguez porque ella brilla con luz propia.

3

. Omar Ortega ha sido el más señalado por sus vínculos con el PRI pero nadie critica su enorme capacidad intelectual, era del grupo de sabios que lideraba Jorge Iván Domínguez Parra, entre los que se encontraban Nasser Cervantes, Oskar Velázquez, Raúl González, y Juan Adrián Duarte. Omar emigró a la Cámara de Diputados por invitación de Jorge Herrera Delgado y se mantuvo con Maky Solís cuando entró al relevo del ingeniero.

Hace días platiqué con el maestro Roberto Herrera Hernández, consejero local del INE en Durango, quien era de los favoritos para convertirse en consejero del IEPC; él le daba un voto de confianza al proceso para la selección de integrantes de dicho organismo.

Herrera Hernández argumentaba que el examen de conocimientos lo aplicó el CENEVAL, el cual consistió en evaluar conocimientos sobre español, matemáticas y tópicos electorales; el ensayo presencial fue valorado por tres investigadores del CIDE y en estas dos fases no puede haber favoritismos porque se pondría en juego el prestigio de las instituciones citadas.

Al final de la charla le comenté que las dudas siguen siendo en los criterios, deliberaciones e interpretaciones de los consejeros del INE al evaluar las entrevistas a los aspirantes, que es en donde sigue quedando la duda para quienes seguimos de cerca o participamos en este tipo de procedimientos; aunque en el caso que nos ocupa nadie pone en tela de duda las capacidades, experiencia y conocimientos de quienes resultaron elegidos y es que en el camino quedan muchos aspirantes que igualmente pudieran haber tenido nexos con partidos políticos y autoridades electorales.

Esperemos que los nuevos consejeros del IEPC den resultados en la elección que viene,  que apliquen la norma de manera eficaz ante los problemas constantes como es el desvío de recursos humanos y materiales para las campañas; el sesgo parcial de los concesionarios de radio y televisión en la apertura de espacios informativos; actos anticipados de campaña y demás trapacería electoral.

Nota al margen

Ahora falta seguir el proceso para la elección del magistrado que habrá de ocupar el espacio que dejará vacante Raúl Montoya Zamora. Esta decisión correrá a cargo del Senado de la República en donde Gonzalo Yáñez se mueve como pez en el agua y que recientemente hizo valer su influencia central en Durango con la elección de los comisionados del IDAIP.

Comenta con Facebook