Loading

Llega Ricardo Anaya para acordar candidaturas

Hoy, el precandidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, estará en Durango, capital, con el propósito de extender su precampaña a estas tierras como parte de su agenda rumbo a la candidatura que dentro de algunas semanas se oficializará pues difícilmente Rafael Moreno Valle se inscribirá para competirle este espacio al ex líder nacional del blanquiazul.
Claro está que el nacido en Querétaro llega a la capital del estado con ánimos renovados. Hoy la entidad está administrada por un panista (José Aispuro Torres) en quien Anaya confió siempre que le arrebataría por primera vez al PRI este espacio de poder. Ricardo siempre estuvo convencido que Aispuro Torres era el candidato adecuado para sacar al PRI del gobierno y no se equivocó, de ahí la importancia de la plática que hoy sostengan en medio de esta visita oficial.
Nos encontramos a escasos días para que se lancen las convocatorias para la elección de precandidatos al senado de la República y a diputados federales. Y en este contexto, el mandatario estatal habrá de presentarle una serie de propuestas de quiénes podrán aspirar, con posibilidades reales, de ganar los cuatro distritos federales y las dos posiciones en el senado.
Aunque a decir verdad, el panorama no está nada fácil para el PAN-PRD-MC. El Distrito I, siempre lo ha ganado el Revolucionario Institucional y para los especialistas tricolores así seguirá por un buen tiempo. Y es que en verdad no vemos por dónde el panismo (que es la fuerza política con mayor presencia en la entidad) pueda competir con posibilidades de ganar este territorio.
En el Distrito II, la situación está peor. Desde siempre ha sido Territorio Chilchota, ahora administrado por la alcaldesa priista Leticia Herrera Ale. Y es que, hoy más que nunca la senadora con licencia está ante la inmejorable oportunidad de seguir construyendo su candidatura al gobierno en 2022. De perder este distrito por primera vez, difícilmente Herrera Ale, podría sobrevivir a otra elección gubernamental.
Los panistas sólo tienen oportunidad real en los Distritos III y IV, siempre y cuando sean verdaderos militantes los que compitan por estos dos territorios. Jorge Salum ya ganó el Distrito IV, y podría volver a conquistarlo. No vemos a otro para este espacio.
Para el senado, el tema se observa casi resuelto. Como cabeza de fórmula hoy podría ratificarse a José Ramón, llevando como suplente al ingeniero Juan Quiñones. La segunda posición podría ser escriturada para Patricia Flores, gente cercana a Ricardo Anaya, o a Gina Campuzano, quien sigue peleando fuerte por esta posición.
En la definición de candidaturas locales, como las 15 diputaciones de mayoría y las de representación proporcional, el mandatario estatal aún tiene tiempo para seguir analizando.

Muerte Civil contra Corruptos
El 22 de octubre de 2016, el Poder Ejecutivo de la República del Perú, publicó en el diario oficial “El Peruano” la denominada ley de muerte civil para funcionarios condenados por delitos de corrupción. Se trata del primer decreto legislativo en materia de lucha anticorrupción, ello en el marco de las facultades legislativas delegadas por el Congreso de la República el 29 de septiembre de ese mismo año.
El Decreto Legislativo N° 1243 modifica el Código Penal y el Código de Ejecución Penal a fin de establecer y ampliar el plazo de duración de la pena de inhabilitación principal, e incorporar la inhabilitación perpetua para los delitos cometidos contra la administración pública. Asimismo, la norma crea el Registro Único de Condenados Inhabilitados.
El miércoles en Coahuila, estado que en los últimos 12 años fue gobernado por los hermanos Humberto y Rubén Moreira, el precandidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, propuso aplicar la “muerte civil” a los corruptos.
Arropado por simpatizantes y ante el ex candidato panista a la gubernatura, Guillermo Anaya, Anaya dijo que esta “muerte civil” significará imponer a los corruptos sanciones a perpetuidad para evitar que vuelvan al gobierno, si se trata de servidores públicos, o comercien con él, si son particulares.
“El funcionario que cometa un acto de corrupción nunca más en su vida podrá volver a trabajar en un gobierno. Jamás.
“Y la empresa o el particular que se preste al acto de corrupción, que participe en un acto de corrupción, nunca más le podrá volver a prestar un bien o vender un servicio al Gobierno en ninguno de sus órdenes de Gobierno: federal, estatal o municipal. Muerte civil para los funcionarios y las empresas condenados por actos de corrupción”, según información aparecida ayer en el diario Reforma, de donde se toma el contenido.

Comenta con Facebook