Loading

Los engrudos de la 4T…

A pesar de las buenas intenciones de López Obrador al frente del Poder Ejecutivo nacional, la popularidad del tabasqueño va a la baja, en poca medida quizá, pero a la baja al final de cuentas.

Lo anterior pese a las acciones contundentes que ha llevado a cabo, que gusten o no, han sido referentes de la expectativa de cambio con la que llegó al poder, hace poco más de un año, aun con sus claro-obscuros, por ejemplo; el tema de la austeridad republicana, los nuevos programas federales, la honestidad como eje central de su gobierno, teniendo en frente el cierre de guarderías, el recorte de personal del aparato burocrático de gobierno y la desaparición de programas e instituciones. 

La comunicación del oriundo de Macuspana ha sido su fuerte en lo que va de la administración federal, esto debido a sus famosas “mañaneras” las cuales además de marcar agenda, generan diferentes encabezados y temas para los medios de comunicación, esto a su vez se convierte en el arma de sus detractores o en la bandera de quienes defienden la llamada 4T.

Contradicciones o no, las declaraciones de López Obrador son parte de una estrategia de comunicación bien pensada y establecida, aun quienes podrían decir que su acento tabasqueño y la lentitud al hablar son deficiencias de comunicación, nada más alejado de la realidad, de hecho, eso lo conecta bastante bien con la audiencia.

Si las intenciones de AMLO son buenas, sus acciones puestas en una balanza son positivas y su comunicación es efectiva, entonces ¿Por qué su popularidad se está viendo mermada?, tengo tres razones que menciono a continuación:

1. El engrudo de MORENA; la disputa por el poder en el partido que fundo López Obrador, y las medias tintas con las que el presidente actúa en la toma de decisiones dentro de ese instrumento político es una razón muy fuerte, y los números están a la vista porque basta con ver los resultados en las pasadas elecciones donde AMLO no jugó en la boleta y fueron desastrosos para el partido del tabasqueño: Imposiciones, grupos de poder, omisiones y falta de estructura fueron las facturas que se cobró en muchos lugares del país donde se jugaron la marca de MORENA.

2. Los golpes de timón; los cambios, ajustes y renuncias en su gabinete han sido controversiales resultando la carnada perfecta para que los detractores y la oposición generen campañas de desconfianza e incapacidad para gobernar, que muchos ciudadanos adoptan, aun con la ignorancia de las políticas públicas.

3. El león cree que todos son de su condición; en Andrés Manuel esta frase aplica en el buen sentido, siendo claro, López Obrador ha sido uno de los políticos más investigados en México, encontrándole absolutamente nada relevante en su persona en materia de corrupción. La honestidad de AMLO lo lleva a suponer y dar por hecho que sus colaboradores también lo son, lo cual está muy alejado de la realidad. Muchos colaboradores de AMLO tienen un pasado obscuro, algunos en la actualidad están presentes en la toma de decisiones, provocando el descontento y la duda.

En fin, son muchos los elementos que hacen que la popularidad de Andrés Manuel vaya a la baja, pese a ser un político fuera de serie, debe prestar atención a muchos focos rojos que el día de mañana pudieran convertirse en negativos importantes.

Comenta con Facebook