Loading

Los escandalizados

Los aspirantes a la presidencia de la república por las diferentes colisiones que competirán en el proceso electoral continúan expresando sus puntos de vista. Con una casi certeza de lograr el triunfo, el precandidato del PRI José Antonio Meade Kuribreña, la certeza de su triunfo se origina en la premonición que hizo de su triunfo la bruja Zulema, según lo expresara el propio Meade.
Hombre de números, estadísticas, análisis científicos, métodos rigurosos, hoy sustenta su triunfo en los díceres de una “brujilla” que seguramente debe de ser muy “picuda”, esto nos recuerda aquella investigación para resolver un crimen, que para encontrar la verdad se contrato a una vidente llamada “La Paka”, que terminó en la cárcel por falsearía. Esperemos que la bruja Zulema no termine en la hoguera como en la edad media. Lo cierto es que quizá los aspirantes terminen como los griegos tomando decisiones según los oráculos, como el de la isla Delfos.
Meade Kuribeña dice que va a aportar confianza, certidumbre y experiencia para concretar proyectos que requiere el país. Este señor muy mentado en los medios, y sobre todo en las Redes, dice que hay que focalizar y especificar para que se oriente el ejercicio de gobierno al beneficio de los más necesitados, y menciona mujeres, ancianos, jóvenes y discapacitados, precisamente en quienes el neoliberalismo jamás piensa, y por supuesto, y nadie lo ha de negar, el señor Meade es de un neoliberalismo puro, a menos que en las últimas semana se haya cambiado al populismo ramplón.
Por lo pronto al candidato del PRI -no priista- y a lo mejor más panista, el Instituto Nacional Electoral da diez días para que cambie de nombre a su coalición, a la que bien podrían llama “no somos muchos pero somos machos”
El candidato de la maltrecha coalisión entre el PAN, PRD Y MC Ricardo Anaya Cortés habla que hay dos vía para cambiar al país, la de los planteamientos antiguos, y la inteligente, el plantea la forma moderna e inteligente y propone que crezca la economía sin que los precios aumenten, que se acabe el hartazgo de la pobreza, la inseguridad y la desigualdad, por ahora no dice cómo, lo cual extraña porque es la opción inteligente, salvo que no quiere decirla para que no se la “pirateen”, o termine de quedarse con las reformas estructurales que aprobó siendo diputado federal y líder de los panistas en cámara, lo cual pudiera ser factible y hasta congruente.
Lo cierto es que el “El Niño Maravilla” no las trae todas consigo, le hace agua la canoa en Sonora, Jalisco, Morelos, Veracruz, Puebla, en donde se la cayó su coalición o esta tambaleante, de seguir así se quedará como los del PT cuando su partido venia en tobogán y declaraban que estaban más fuertes que nunca.
Anteriormente sostuvimos que López Obrador tenía el mismo discurso de hace doce años, ahora le está dando variantes, sobre todo en materia de seguridad, uno de los problemas que junto con la falta de empleo preocupa a la ciudadanía.
No dice nada nuevo por cierto, plantea que hay que dialogar con los narcos y con los líderes del crimen organizado, al respecto se dice que no hay un solo gobernador en este país que no dialogue con ellos, es más, que tenga acuerdos con ellos, y para acabar pronto, que las dan hasta espacios para que gobiernen en un desplante extremo de pluralismo.
De ahí que haya surgido el termino de “narcoploítica” esto los sostiene gentes tan estudiosas del tema como Edgardo Buscaglia o lo detalla la investigadora y ex asesora del pentágono Ana María Slazar en su libro “El enemigo en casa”, pero los castos oídos de los contendientes de López Obrador no pudieron resistir la estridencia de este planteamiento y escandalizados saltaron al foro de la controversia política a poner el grito en el cielo, pero ahí está la denuncia tantas veces dicha y escuchada de la narco política, lo que presupone PRInarcos, PANnarcos, PRDnarcos, Morenonarcos y rabo verdes narcos. O no.

Comenta con Facebook