Loading

Los saldos del Proceso Electoral Local 2018-2019

El proceso electoral que acaba de concluir, y en el que se renovaron los 39 ayuntamientos que conforman nuestra entidad, dio cuenta de que la democracia electoral en Durango es una verdadera realidad, en tanto que nuevamente se aseguró que la transmisión del poder público en el ámbito municipal se diera de manera pacífica y ordenada, respetando la voluntad popular de las y los ciudadanos duranguenses.  

Fue un proceso en el que se renovaron 810 cargos de elección popular, entre Presidencias, Sindicaturas y Regidurías. En él se registraron un total de 4058 candidaturas, de las cuales 2285 correspondieron al género femenino y 1773 al género masculino (como puede verse se maximizó el derecho político electoral de las mujeres a ser votadas); se implementó un Programa de Resultados Electorales Preliminares (mejor conocido como el PREP) que permitió a la ciudadanía conocer el mismo día de la Jornada Electoral los resultados de las elecciones de manera preliminar, y se instaló el 100 % de las mesas directivas de casillas sin que en alguna se presentaran incidentes de consideración; en todas ellas se recibió votación. 

La nueva dinámica político-electoral de nuestro estado propició que aumentara considerablemente el número de impugnaciones presentadas por los partidos políticos y la propia ciudadanía, pues durante el desarrollo de este proceso se presentaron más de 150 medios de impugnación contra diversos acuerdos y resoluciones del Consejo General y de sus consejos municipales electorales.

Producto de lo anterior, un total de 12 Presidencias Municipales serán ocupadas por mujeres y 27 por hombres. En el caso de las sindicaturas, 19 serán ocupadas por mujeres y 19 por hombres, mientras que un total de 200 mujeres serán regidoras y 127 serán regidores.

Es importante destacar que de los procesos electivos desarrollados en este año (mismos que tuvieron lugar en los estados de Aguascalientes; Baja California; Tamaulipas; Puebla; Quintana Roo y Durango) en nuestra entidad se dio la participación ciudadana más alta, con un 45.3%, y aunque no superó ni siquiera el 50% ni es lo que se espera de una elección ciudadana, al tratarse de un proceso intermedio y solo con cargos de nivel municipal, sí se advierte un esfuerzo importante por hacer llegar los mensajes de promoción del voto a la ciudadanía.

Como puede verse, el proceso electoral local 2018-2019 nos arrojó buenos saldos, pero cabe preguntarse ¿qué es lo que sigue una vez declarada la validez de la elección en nuestro Estado?: lo que viene para la Institución y para la democracia electoral de nuestro estado, es un periodo de planeación y operación estratégica que implicará -a partir de un diagnóstico muy serio y objetivo- impulsar aquellos cambios que sean necesarios para eficientar los recursos de que dispone el Instituto, es importante que abaratemos los costos de nuestra democracia sin sacrificar la calidad y la eficiencia con la que se organizan hoy en día las elecciones.

Adicional a ello, debemos revisar los programas y las estrategias de educación cívica y de participación ciudadana que hemos venido implementando, pues constituye una asignatura pendiente el lograr niveles de participación ciudadana más aceptables.

De manera paralela, trabajaremos y presentaremos ante la ciudadanía dos documentos de la mayor relevancia: la Memoria y la Estadística del Proceso Electoral Local 2018-2019, y de igual manera se deberá elaborar y presentar ante el Congreso del Estado el Anteproyecto de Presupuesto para el ejercicio 2020, mismo que debe incluir tanto los gastos para los partidos políticos, así como el recurso mínimo e indispensable para la operación del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana.

De lo anterior, se estará informando de manera permanente a la ciudadanía a través de los distintos medios de comunicación y difusión que tenemos a nuestro alcance, convencidos de que la transparencia y la rendición de cuentas son parte esencial de la responsabilidad que tenemos al ser parte de un órgano constitucional autónomo que es clave para la Democracia en nuestro Estado.

David Arámbula Quiñones

Licenciado en Derecho con especialidad en materia electoral; ha sido funcionario público en instituciones como el IFE, el INE; el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Instituto Electoral de la CDMX. Actualmente es Consejero Electoral del IEPC-Durango.

Comenta con Facebook