Loading

¡Mancera conoció la traición… y la ignoró!

Itinerario PolíticoLa sorpresiva derrota del PRD en el Distrito Federal —que por 20 años fue su más poderoso bastión político electoral— parece que no solo será un típico caso de estudio para el análisis político sino que también podría requerir del diván psiquiátrico.
Y es que no pocos electores del Distrito Federal parecen doctorados en el difícil arte de ocultar la intención de su voto. ¡En mentir, pues!
Por lo menos esa es la primera resultante de las aproximaciones al impensable resultado electoral en la capital del país, que de golpe y porrazo derribó al PRD de la hegemonía en el poder y encumbró a Morena como la primera fuerza político-electoral de la capital del país.
Es decir, que por alguna razón —que hoy se conoce a ciencia cierta—, una mano o una voz oficial se habrían encargado de convencer a buena parte de la clientela de las llamadas izquierdas para que —de manera deliberada—, esos electores ocultaran la verdadera intención de su voto —inducido a favor de Morena—, y que a los cuatro vientos dijera que votaría por los candidatos del PRD.
¿Y de quién fue esa mano y/o esa voz oficial capaz de convencer a los electores de que jugaran el juego de “las escondidas electorales”? La mano y la voz tienen nombre y apellido; colaboran directamente con Miguel Mancera y —lo más curioso—, es que en su momento se descubrió la traición; engaño que el jefe de gobierno del DF prefirió ignorar.
Lo cierto es que por ahí del mes de abril, se llevó a cabo una reunión de trabajo encabezada por Miguel Mancera y algunos de sus colaboradores, con candidatos a diputados, jefes delegacionales y líderes del PRD. Entre los temas a tratar estaba en la agenda la evaluación del proceso electoral.
Repentinamente, uno a uno de los asistentes expresó su preocupación por el trabajo de proselitismo contrario al PRD —y a favor de Morena—, que realizaban distintos funcionarios de primer nivel del gobierno de Mancera. Luego de los señalamientos y de que en distintos distritos y delegaciones el fenómeno parecía repetirse, empezaron a aparecer los nombres.
El nombre más citado —entre otros—, fue el de la secretaria de Desarrollo Social, Rosa Icela Rodríguez , a quien se acusó directamente de comandar a un ejército de promotores sociales que, en operación hormiga, condicionaron el voto a favor de Morena, a cambio de seguir recibiendo los apoyos económicos del GDF.
Dicho de otro modo. Que desde el propio gobierno de Miguel Mancera se hizo la campaña a favor de Morena. Eso sin contar con el voto también condicionado de los grupos de René Bejarano y, claro, el voto natural a favor de AMLO.
Por eso —y ante la incredulidad de perredistas—, en no pocas delegaciones y/o distritos locales o federales aparecieron “casillas casi zapato” contra el PRD y a favor de Morena.
¿Y qué dijo Miguel Mancera cuando candidatos y dirigentes del PRD denunciaron la traición?
Según los testimonios recabados, en aquella reunión del mes de abril, Mancera minimizó el hecho y habría tratado de contener las críticas con un seco “¡si me dan pruebas actuamos!”.
¿Traicionó Mancera al PRD, el partido que lo propuso como candidato presidencial?
Por eso, no pocos jefes del PRD dicen que no es descartable un rompimiento con Mancera. Al tiempo.

En el camino
Sin duda son buenas noticias el hallazgo de cuatro nuevos campos petroleros por parte de los técnicos de Petróleos Mexicanos. La duda es si Peña Nieto verá los beneficios. Por lo pronto, en Pemex aseguran que en 16 meses empezará la producción.
www.ricardoaleman.com.mx
twitter: @ricardoalemanmx

Comenta con Facebook