Loading

Meade, su problema el México real…

La vida cambia todo el tiempo. Las realidades son sensibles a cualquier decisión o elección que tomemos o que otros tomen y que nos involucren en mayor o menor medida.
Cuando se elige algo, son pocos los que miran a su alrededor y son conscientes del impacto que sus propias elecciones son capaces de crear en su realidad y en la realidad de quienes le rodean. Y es cierto que uno debe elegir lo que mejor convenga a su vida, pero debe de ser también responsable de las consecuencias y de los impactos de esas elecciones pero, por desgracia, esto último se olvida.
La realidad llega así, a muchos por elección y a otros más por expansión, pero llega. La realidad hay que enfrentarla porque somos responsables de esa realidad que vivimos; la hayamos decidido o no, la hayamos elegido o no. De la realidad siempre somos responsables porque es nuestro presente y, según la manejemos, será nuestro futuro. Por eso, frente a la realidad no importa quién la haya creado, es ésa y hay que sentirla, vivirla, trabajarla, negociarla, agradecerla y resolverla.
La realidad no acepta rezagados ni es comprensiva con sus víctimas, la realidad es lo que es y hay que tomarla como viene, lo que sí debemos saber es que siempre podemos elegir qué hacer con ella, cómo vivirla y qué parte de nosotros elegimos para dirigirla. ¿Por qué sucede -y no pocas veces- que la rabia, la frustración, el sentimiento de lo injusto, de lo inmerecido y de todas esas mentiras que se cuenta uno a sí mismo, en el afán de no tener que seguir esforzándose colapsan? Porque se elige la peor parte de uno mismo para que tome decisiones, olvidándose de lo más importante, que, según sea el guía que se elija, será la ruta y el destino.
Así, de esta manera comprenderemos mejor al problemón al que se enfrenta en candidato presidencial del PRI, que él sea honesto, eficiente y conocedor de la situación por la que atravesamos, no son credenciales suficientes que avalen sus propósitos para que sea quien sí pueda resolver tantos problemas como la inseguridad, la delincuencia organizada en su apogeo, la corrupción e impunidad.
Por eso hoy le invito a elegir la mejor opción de entre los tres candidatos a la Presidencia de la República, independientemente de la realidad, sea cual sea, y haya llegado como haya llegado, la realidad es el presente y es la única oportunidad que se tiene para avanzar y es también del único lugar del que se parte hacia el futuro, por eso mejor elija, entre las características y cualidades de cada candidato, que sea el más fuerte, el más inteligente, el más más sensible, pero también la más real.
Haga a un lado todas esos criterios que no le traerán ningún beneficio y aventúrese a vivir la nueva realidad, también con una nueva actitud y desde un lugar que sólo usted elija, no desde el lugar donde la realidad le haya colocado, porque siempre, siempre, se puede estar mejor, siempre se puede tener una visión más amplia, una sensibilidad más aguda, una destreza más perfeccionada y una inteligencia más profunda.
Permítase ser real y ser y sentirse con total autonomía, determinación y autenticidad. No permita que las circunstancias le impidan elegir cómo quiere vivir esa realidad que tiene frente a usted. Cuando uno elige su realidad esto resulta mucho más sencillo, pero cuando la realidad le sorprenda, es cuando más necesita de usted, de su mejor parte, de su esencia más profunda y de sus formas más auténticas.
Así es como se presentan las pruebas importantes de la vida frente a lo no planeado, frente a lo desconocido y frente a la incertidumbre que ninguna le amedrente, tenga siempre presente que usted puede y, en la medida de su esfuerzo, sus capacidades, habilidades y deseos esto, como todo, también pasará y, con el tiempo, le aseguro que no será tan importante sólo un momento más, un aprendizaje más, una prueba más.
Con Lupa: Un bomba esta por estallarle al secretario de Comunicaciones y Transportes, parece que la mecha llega a Chihuahua, un grupo de constructores tiene pruebas contundentes, están hartos de un trato desigual, al tiempo.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com
Twitter: jparreolatorres
Blog: Juan Pablo Arreola Torres
Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Comenta con Facebook