Loading

Mesa al que más aplauda

Como ha sucedido en la gran mayoría de actos públicos en donde asiste el Presidente de la República en su gira por entidades del país, fue abucheado el gobernador de nuestro estado, Dr. José Aispuro Torres. Pero la nota de ese día realmente fue la cancelación de una importante inversión para La Laguna de Durango, en materia de movilidad urbana, bajo el argumento de haber sido sometida a consulta de los asistentes a mano alzada.

¿Quieren que se construya el Metrobús sí o no? La mayoría de los asistentes optó por el “no”. “Ya no hubo Metrobus”, sentenció AMLO.  Para la construcción del Metrobus en La Laguna que atravesaría los municipios de Gómez Palacio y Lerdo, se tenía un presupuesto federal autorizado de 450 millones de pesos. Aseguro que ese recurso será utilizado para llevar a la región agua potable desde la presa Francisco Zarco y para dotar de equipamiento al hospital regional que está concluido en su infraestructura pero carece de personal y equipo.

Sobre el episodio del abucheo y gritos en contra del gobernador de Durango, se siguió la pauta establecida y puesta en marcha en otras entidades. Lo que estuvo fuera del guión fue que Aispuro Torres increpó a los manifestantes. Luego de ser interrumpido varias ocasiones expresó: “Más allá de las palabras, porque muchos de ustedes vienen y gritan acá, y cuando tienen que dar la cara no tienen el valor para hacerlo, yo sí lo tengo, les puedo hablar de frente, porque no le debo nada a nadie, porque no me he robado ni un centavo y puedo ver a todo mundo de frente, y ustedes, muchos de los que aquí están, representan intereses oscuros que no tienen la calidad moral para dar la cara”, reprochó.

La estrategia implementada por gente de MORENA es contrastar los abucheos contra los mandatarios que no son surgidos de sus filas y el aplauso y vítores para el Presidente de la República quien además juega el rol de “policía bueno” que intercede con los asistentes para que dejen de abuchear al gobernador en turno y pedir dejar de lado diferencias y trabajar de manera conjunta por el bien de México. La reacción de Aispuro de enfrentar a manifestantes hizo que esta parte no se llevara a cabo.

Sucesos como el acontecido el pasado domingo en Gómez Palacio, de someter a cabildo abierto o en consulta a mano alzada no hace sino dar razón a quienes señalan rasgos de autoritarismo en la 4T. Se pretenden disfrazar actos de autoritarismo e intolerancia con disfraces pretendidamente democráticos. Unos pocos decidieron el futuro de una obra que involucra a un gran número de habitantes. El número de asistentes a ese evento no es ni siquiera una muestra mínimamente representativa.

Decisiones como esta ilustran como las políticas públicas son pulverizadas a contentillo. No importa si se han realizado o no estudios previos (impacto ambiental,  entre muchos otros), lo que vale es si es una obra aprobada o no por López Obrador. La cancelación del aeropuerto de Texcoco, la construcción de refinería de Dos Bocas son pruebas de ello. Al menos por lo que toca al Tren Maya, ya dio su permiso para  construcción la Madre Tierra.

Del clima hostil contra su persona en el acto referido, Aispuro Torres apuntó a la alcaldesa electa, Marina Vitela, y al dirigente de Rutas Urbanas de La Laguna, Jesús Alvarado, lo que los convierte en dos de los principales beneficiados con la cancelación del Metrobus de La Laguna.

Debería de preocupar el enfoque utilizado por la 4T para poner en marcha o cancelar proyectos de amplio aliento. Hacerlo con la visión populista y autoritaria de la mano alzada o de la consulta maiceada compromete seriamente el proyecto de nación por el que se pidió un verdadero cambio.

ladoscuro73@yahoo.com.mx

@ferramirezguz

Comenta con Facebook