MINUTO X MINUTO

“¡México siempre Fidel..!”


Cierta vez, don Antonio Ariza, el caballero español, que la familia Domeqc importara de la Iberia para la Rezconquista de México- que dijera Marco A. Almazán-, se sorprendió cuando en un comedero de Polanco le reclamó un nada caballeroso mexicano.
“¡Ustedes los mercaderes españoles no cambian! Empiezan my bien, vendiéndonos productos de calidad, pero al poco tiempo, tan pronto logran acreditarlos, les rebajan la calidad y nos los siguen vendiendo con su precio original o más caro”
Intrigado, el señor le preguntó cuál era la causa de su enojo. Y respondió el paisano:
“¡Es que les está saliendo muy malo el Presidente!”
Una corona carcajada, de ambos dos, rompió lo tirante de la situación: el mexicano se quejaba de la brusca reducción de la calidad del Presidente que, a su lanzamiento, nos hizo la abrigar la esperanza de que al fin tendríamos un brandy- coñac le llaman ellos- de calidad producido en el país. Y es que efectivamente, aunque en realidad no era para tanto, el trago aquel había reducido su finura, sin bajar su precio.
(Perdone usted que no le demos características como cuerpo, buqué, olor, fragancia que debe reunir una buena bebida, pero es que en vinos no somos expertos. Y ahora que nos damos cuenta, tampoco en mujeres, pero ya ni modo de dar marcha atrás: nos embarcamos solitos)
El caso era que el mexicano indignado tenía razones para expresar su aparente disgusto. A los españoles les estaba saliendo muy malo el Presidente. Pero tampoco van a criticarnos los hijos de la Madre por la calidad de nuestro Presidente si a ellos tampoco les salen muy buenos los Reyes. En los últimos 50 años han logrado producir dos monarcas, Juan Carlos dejó mucho qué desear, Felipe está por darse a conocer, aunque con ese nombrecito no garantiza mucho.
Durante el lapso mencionado- 50 años-, los iberos solo produjeron 2 gobernantes dignos de mención: Franco y Juan Carlos, mientras que de aquí salieron Carranza, Obregón, Cárdenas y otras figuras como Villa y Zapata. Quizá hubo diferencia en calidad, pero por cantidad no paramos, ¿verdad?
Ciertamente, nos ha fallado la fábrica de políticos. La izquierda, a ver si una vez lo reconocen los Chuchos, no ha producido un estadista del nivel de Felipe González: Porfirio Muñoz Ledo se quedó en proyecto de eso y Rodríguez Zapatero no fue muy superior a Cuauhtémoc Cárdenas, digamos. Pero la derecha tampoco se esforzado mucho para superarlos: Mariano Rajoy se ha mostrado rajón en momentos cruciales, aunque José María Aznar si estuvo a la altura de Vicente Calderón, aunque no precisamente a la hora de gobernar.
(En este nivel, el Jefe Diego sería el Adolfo Suárez mexicano, pero con menos barba, pero más lana, aun después de pagar el cuantioso rescate)
Moraleja: los vinos españoles son como los políticos mexicanos. Un poco ácidos, pero bastante más reposados. Claro que aún en eso, con las reelecciones de diputados y senadores, los van a alcanzar nuestros grillos.

RRIINNGG
-Bueno, Los Pinos…
-¿Cuántos años cumplió el Presidente?
-Apenas 48….es un pollito, ¿Verdad?
-Pero está casado con una Gaviotita….

EPIGRILLO
Romero Deschamps dio un beso a Layda por su agresión
Y se ha ganado con eso un aplauso.¡ta cañón!