Loading

México y su nuevo andamiaje

> Tiempo de pluralidad.
Lo prometido es deuda… al enviar el Jefe del Ejecutivo federal Enrique Peña Nieto, su Segundo Informe de Gobierno ante los legisladores del Congreso de la Unión,  vía el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong,  el saldo es favorable.
En el tema político destaca la aprobación de once nuevas leyes que,-dice-, apuntala un nuevo rumbo del país.
Ahora tiene enfrente lo más difícil que dichas reformas sean la llave a un mejor futuro de millones de mexicanos que no tienen empleo, otros que viven con suelos de hambre y los mas jodidos son ese segmento mayoritario de jóvenes con un futuro poco alargador por una deficiente educación.
La reforma educativa tiene que aplicarse por parejo y que sea en verdad un instrumento que permita elevar la calidad académica y no retórica de buenas intenciones.
Tiene también enfrente otros compromisos: fortalecer la economía, terminar con la inseguridad, en su modalidad de secuestros cuyas cifras son terroríficas pese a que se diga que se a disminuido ese delito.
No sin muchos avatares  y con una excelente mano izquierda Peña Nieto, logró “domesticar” a la oposición y consiguió lo que parecía imposible: Un paquete de nuevas leyes y reformas constitucionales que ponen a México en el umbral del éxito teórico.
Lo que ahora falta, es lo más difícil que todo ese paquete de reformas, -once en total-, permita a los mexicanos construir un nuevo andamiaje en donde la creación de empleos, bien remunerados y suficientes no sea solo un sueño sino que sea realidad.
Una economía fuerte hace un país fuerte y próspero y por ende una sociedad justa e igualitaria. Sin esto no hay igualdad ni se hace mella a el flagelo de la pobreza.
El mensaje político en palacio nacional,  del jefe del Ejecutivo federal rememoró los tiempos idos del Día del Presidente; la cúpula del poder, los hombres del dinero, representantes de la Iglesia y líderes de las diversas fuerzas políticas con su presencia dieron el toque de que el poder se hace y se ejerce.

Si la lógica no falla, cambios inminentes
Tras el segundo informe del Presidente Enrique Peña Nieto, el fantasma de los cambios en el gabinete ronda ya por varias dependencias del Gobierno federal.
Para dar paso a esos movimientos es lógico pensar que se harán en función a la capacidad o desempeño de algunos funcionarios de primer nivel.
Otros tendrán que irse porque serán llamados por el Ejecutivo para nuevas encomiendas. Vamos por partes el primero que habrá de buscar nuevos horizontes será el secretario de Economía Ildefonso Guajardo, que se dice será el abanderado priísta para el gobierno de Nuevo León; se dice que la permanencia de Rosario Robles, en Sedesol, obedece a acuerdos de la cúpula del poder con el expresidente Carlos Salinas de Gortari.
Aquí sin respetar acuerdos se pudiera privilegiar el cambio para dar un nuevo sesgo a la dependencia responsable de abatir la pobreza.
En los próximos meses la salida de César Camacho del PRI, pudiera agilizar otros movimientos y pudiera abrir la puerta para que llegara otro político de amplia trayectoria, como Manlio Fabio Beltrones, esa opción se concretaría una vez concluida su misión como legislador federal.
Desde ahí pudiera comenzar a operar sus aspiraciones a buscar la candidatura a la Presidencia de la República o de quien fuera el prospecto presidencial de Peña Nieto.

Comenta con Facebook